viernes, 29 de enero de 2010

Movie # 69 Vivre sa vie: Film en douze tableaux (1962)

"un hombre es un hombre, y la vida es la vida" y esta película es otra película pero debo decir que no la mejor para ver si una le tiene poca fe al sexo opuesto. Pensar que todavía no me había recuperado del final de Sin aliento y ahora tengo que recuperarme del final de Vivir su vida. La verdad que lo único en que no dejo de pensar es que todos los hombres apestan, sobre todo si son proxenetas. Finales como estos son lo que me hacen dar gracias de que existan trabajadoras independientes.

vivre sa vie

Ahora dejando las ironias de lado, y hablando en serio. Godard es Godard; y Vivre sa vie es un drama de aquellos. La gente piensa, cuando trata de aproximarse al cine francés en la pretensión y el existencialimo; y en realidad estoy segura que eso se refiere en gran parte a Godard.

Godard no es pretencioso, Godard es inteligente, expone en sus films sus ideas de forma magistral, y sin restarle esfuerzo a la audiencia que se queda afuera de las cosas. El problema de Godard es que no disimula lo inteligente que es, y eso se confunde con pretensión. No creo que dijera: "pongamos a este tipo leyendo asi soy mas arty, y lleno casi cinco  minutos de film", creo que pone en su cine aquello que quiere ver él, sobre todo lo valora como medio educativo o didáctico. No importa si no sabes de una que lo que esta leyendo el joven en pantalla es "El retrato oval" de Poe, pero sin embargo, a alguien sí le va a importar y lo va a registrar en su memoría, y tal vez movido por la curiosidad o por  la profundidad de las palabras busque el relato para leerlo.

PhotobucketVivre sa vie tiene los díalogos existencialistas de los que carecía "Une famme est une famme", y también carece del color; supongo porque sabe que sólo haría mas linda una historia verdaderamente triste. Minimalista es una de las palabras que vienen a mi mente cuando pienso en este film. ¿a donde minimalista? se preguntarán ustedes, y yo diré en los planos, en las puestas en escena, las actuaciones y la musicalización. Este, nos cuenta la historia de Nana (Anna Karina) una joven que deja todo para irse a París y ser una estrella de cine pero termina prostituyéndose por necesidad, y como su título lo cuenta esta dividida en doce episodios, como si de una mártir se tratase.

joan of arc




PhotobucketGodard tuvo su temporada "Dreyer" cuando escribió y concibió este film (supongo). Por eso se encarga de citarlo en una de las dos mejores escenas (porque se trata de el cine, hablando y mostrando cine) dramáticas de la historia: Nana, mirando Juana de Arco de Dreyer en la escena cuando ella se entera de su ejecución. Debo admitir que se me caían las lágrimas de ver como a Juana de arco y Nana se le caían las lagrimas, al contemplar como el peso de la historia del cine y la historia en general caen sobre uno cuando mira un film así.

y por último, lejos de ser un chiste, un fragmento del film: una prostituta y un  filósofo se encuentran en  un bar, la prostituta le pregunta:

¿No debería ser el amor lo único verdadero?


El filósofo responde:
Sí, pero sería necesario que el amor fuese siempre verdadero.¿Conoce a alguien que sepa inmediatamente lo que ama? No. Cuando se tienen veinte años no se sabe lo que se quiere .Se saben migajas, se agarra uno a su experiencia, se dice: "Me gusta esto".
A menudo se mezcla, pero para constituirse con sólo lo que a uno le gusta, hace falta la madurez. Es precisa la búsqueda. Esa es la verdad de la vida. Por eso el amor es una solución, con la condición de que sea verdadero.

Y yo pienso: "que genio este Jean Luc."

Esto es todo por hoy amantes del septimo arte!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias amante del séptimo arte por comentar en mi blog!