miércoles, 17 de marzo de 2010

Movie # 113 La pianiste (2001)

¿Porque Strangelove?: Porque habla de una profesora de  Piano terriblemente acomplejada que tiene cuarenta años y vive con su también terriblemente castradora y molesta madre (amor extraño 01) Sin embargo, conoce a Walter, quien se enamora de ella  y su talento. Este la comienza a perseguir, para que le  de algo mas que la hora de clase, pero la profe tiene ademas bastantes problemillas Psicologicos y fantasias pervertidas varias. ¿Walter soportará todo el paquete?, (lecciones de  piano incluidas)

Photobucket

Si no estuviese tan cansada sin dudas escribiría algo mas largo y tendido, después de todo se trata de Haneke, que se merecía el oscar por lo genial que es su visión autoral.  Se las arregla para  mostrarte las peores cosas  de la humanidad y encima te hace reflexionar al respecto, sin esa sensación de "violencia gratuita" que se suele ver en innumerables films de la actualidad.

Nos muestra aquí esta espiral descendente de frustración y autodestrucción en la que vive Erika,  la pianista del título. Increible,con I mayúscula de Isabelle Hupert, que es algo así como "mi pervertida favorita" de films franceses (es la versión europea y femenina de James Spader si me preguntan, claro que con mucho mas talento obviamente) historia que adquiere  matices insospechados cuando Benoit Magimel, el alumno, se "enamora" de ella, y ella decide escribirle una carta .

Mi consejo es que las mujeres deberían esperar por lo  menos hasta la segunda cita para la honestidad  bruta porque puede escandalizar y herir las sensibilidades de los caballeros.

Bromas aparte, es un  film super complejo de ver, no por su estructura sino por la maestría de Haneke de manejar los tiempos de las escenas, y su sensibilidad autoral. Si, en otras palabras es muy probable que a la gran mayoría le parezca lento, pero dejenme decirles que con  tantas barbaridades que expone esta bien que se maneje dejando respirar de vez en  cuando con música de Schubert o Schoenberg al pobre espectador.

Siempre me fascina lo que Haneke saca de sus actores; no es  la Hupert de Chabrol, ni de Ozon, ni de Honorè ni de tantos otros... lo mismo ocurre con Magimel. La escena del baño (las dos) la escena de la lectura de la carta... todas son tan icónicas, cargadas de esa atmosfera opresiva que hacen que el espectador  las llame TERRIBLES. (y muy vouyeristas también) De nuevo jugando con  el morbo, lamoral y las buenas costumbres (y las no tan buenas) del espectador, ¡Michael  niño malo!

No puedo alabarle nada mas porque estaba muy cansada antes de verla y ahora después de verla no se si podré dormir bien. (Mentira con Cronenberg mi poder de tolerancia creció hacia límites insospechados aunque todavía no estoy buscando candentes accidentes de tránsito)

Esto es todo por hoy amantes del septimo arte!

2 comentarios:

  1. Igualmente interesante blog, lo seguiremos de cerca desde Der Blaue Reiter. Muchas gracias por la corrección a nuestra retrospectiva sobre Ava Gardner, siéntete libre de participar cuanto lo desees en nuestras reflexiones.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  2. ¡gracias! Me alegro que te guste el blog y asi lo haré!!

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar

¡Gracias amante del séptimo arte por comentar en mi blog!