jueves, 18 de marzo de 2010

Movie # 114 Paris - When It Sizzles (1964)

Podria encuadrarla facilmente en el ciclo Strangelove pero de hecho no me parecio acorde para el ciclo, asi que no la contemplaré, pese a que la relacion amorosa entre el escritor guionista y la chica que tipea es bastante rara como las relaciones "musa"- "artista" suelen serlo pero Audrey es demasiado Love(ly) para ser Strange y existen muchas mas películas que ameritan ese titulo.

Paris when it sizzles

Es un film que bien podría ser una comedia romántica ligera de las de hoy, de hecho creo que vi la inspiración de por lo menos tres (o cuatro) films bastantes comerciales como Serendipity, Alex and Emma, y porque no la versión no paranoica ni tan podrida de Adapatation si se quiere.

Lo cierto es que si en esa época la comedia era ligera, imaginense las remakes que se pueden hacer de algo que a su vez en los sesenta era una remake de un film francés de 1955.

Los gags son muy posmodernos y sobre todo autoreferenciales en relacion a la figura de Audrey Hepburn (Breakfast at Tiffany`s y My fair lady, sobre todo) y también en relación a la Nouvelle Vage, y como era visto (con temor porque el humor que tiende a minimizar algo es si me preguntan un mecanismo de defensa que tenia la industria versus un grupito de intelectuales que estaban hace bastante re-escribiendo la historia del cine, y que por ese entonces eran como mega-figuras de Francia y Europa) por los norteamericanos.

El hecho es que si no sabes como eran las películas de los 50, y de los 60, de como era la industria, de lo que era la "New Wave", y mucho mas sobre la historia del cine, no te vas a reir nada y creo que en verdad la vas a padecer mucho pensando que se trata del film mas hueco que encontrarás en tu vida, como lo hizo la critica norteamericana en ese entonces. (Se ve que carecían de sentido del humor )

Personalmente se de cine, me fascinan los 60, Audrey, París y sobre todo la Nouvelle Vage, asique si me reí cuando lo vi a Tony curtis haciendo cualquier cosa mientras interpretaba a un actor de la New Wave, (completamente un insulto en verdad para los actores franceses si me permiten decirles, aunque así funciona la ironía supongo) Y por otra parte me encantan ver films que como este que tratan sobre la creación artística con el mundo de las ideas superponiendose al de la realidad. William Holden y Audrey habían sido enamorados en otra de mis películas favoritas de ella: Sabrina, pero sin dudas aunque no exista la química de ese film, esta cómedia no es tan lamentable como los críticos la catalogaron, de hecho me pareció bastante adelantada a su época para ser un producto de industria como era, en relación a las citas, los cameos, y la autorreferencia infinita que tiene. William Holden como escritor alcoholico, y bloqueado esta mas que bien, en otras palabras.
Ahora sólo espero poder encontrar el film francés de 1955 que debe ser excelente.

Esto es todo por hoy amantes del septimo arte!

PD: ah y además cuenta con vestuario de Givenchy con perfume incluido como siempre, y hasta cameo de Marlene Dietrich ¿Se puede pedir algo más?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias amante del séptimo arte por comentar en mi blog!