lunes, 22 de marzo de 2010

Movie # 118 Willy Wonka and the chocolate factory (1971)

Definitivamente podría pertenecer al ciclo Strangelove, pero como no lo tenía pensado así, diré que no  lo es. Dire que sólo es Strange.

Photobucket

La elección de mi domingo fue bastante azarosa en el sentido que cual mujer que soy miraba la gran cantidadde  películas que tenía para ver y me decía a mi misma "no tengo nada para ver" (con la correccion  de que no tenía nada demasiado acorde a "Domingo por la noche" entonces mientra devoraba una bolsa de gomitas de moras, de esas que son altamente adictivas y masticables, (para no decir marca) encuentro  en mi gran lista de pelis que tenía "Willy Wonka and the chocolate factory" el film de 1971.

Ya había tenido un domingo Timburtoneano mirando "Edward Sissorhands" y me dije a mi misma, mientras continuaba degustando los adictivos dulces que nunca había visto la version original del film y sólo había visto la de Tim Burton que para serles honestos, amo  a Tim pero detesto su "Charlie and the Chocolate Factory" (Que no digo no sea una obra de arte, lo que sucede es que mi cerebro reconoce la obra pero ahí se queda sin llegar a mi corazón ).

Así fue que decidí ver este film, que es  una adaptación de la  novela de Roal Dahl, y cuenta con guión escrito por el mismo autor. Lo gracioso es que antes de verla me puse a buscar "Fantastic Mr. Fox" para verla después, y resulta que ambos films son adaptaciones de Novelas infantiles de él. Lo mismo ocurrió con Matilda, y The Witches, que esos realmente eran films contemporáneos a mi infancia. Nunca me repuse de hecho del panico que le tenía a la bruja protagonista, que era Angelica Houston, y las barbaridades que debía sortear el protagonista de ese film. Ahora tengo un nombre  y apellido y  culpo a Robert Dahl, pero de hecho, pese al "miedito" que me ocasionaba ese film, lo recuerdo con mucho cariño como una de las peliculas de mi infancia.

Como sea regresemos a Wonka, el film tiene sus pro y sus contras (y es aquí donde no puedo evitar comparar con el de Tim Burton)  ambos Wonkas apuntan desde lados diferentes a lugares diferentes. Es gracioso ver como el Wonka de Tim finalmente se esfuerza por integrarse en la sociedad, arreglarse con su padre, y el Wonka de 1971 rehuye del mundo exterior, y Charlie (con su familia) tambien, encerrándose en la fabrica.

Aca es el lugar para ser honestos y diré que el Wonka de 1971 es genial, de hecho lo digo desde un lugar completamente desapegado, ¿con la sabiduría de los años?, pues Wonka no formó parte de mi infancia, aunque si recuerdo con cariño y de vez en  cuando compro los dulce de Wonka que se llaman Nerds, pero eso es otra cosa.

La actuación de Gene Wilder es excelente, su Wonka no da miedo, al menos no desde el comienzo, pues no se devela  desde el principio como  lo hace el Wonka de Jhonny Depp (Que se parece mas a Michael Jackson) y Tim Burton. De hecho lo que mas asusta del Wonka de Wilder es que representa  todo eso que los padres suelen prevenir a sus niños de "No te acerques a extraños y no agarres dulces de extraños" porque como sabemos en la realidad, para los niños, los "extraños" mas peligrosos suelen ser conocidos que tras su amable perfil esconden sus terribles propósitos. De hecho, el tema del abuso infantil por parte de los adultos,  es algo que no puedo  dejar al margen,  pues los heroes de Dhal son  niños que sufen y padecen a los adultos. Charlie trabaja para mantener a su  familia, su madre le dice que no espere conseguir un ticket para ver aWonka (eso y matarle los sueños a tu hijo basicamente es lo mismo), sus abuelos no se levantan de la cama hace veinte años, de hecho el personaje de su "Abuelo Joe" es uno de los parientes mas desagradables disfrazados de bueno de la historia  del cine: No camina, porque no quiere, no porque no puede. De hecho camina bastante bien adentro de la fábrica, y una vz allí comete un error bastante importante y no reconoce su culpa, deja que culpen a Charlie.

Lo cierto es que los Umpa lumpa ya dicen desde el comienzo que la culpa de que los niños sean asi, no las tienen otros que  sus padres, igualmente el castigo lo sufren en carne propia los niños. Pero la crueldad en cuentos infantiles es algo que estamos acostumbrados a ver porque paralelo a esto la crueldad hacia los niños  es una realidad.

El film de Tim tiene los efectos, la estética pero es   como el hombre de ojalata del Mago de OZ (otro film que da mucho que hablar) le falta el corazón.

Lo cierto es que  sin efectos visuales impresionantes, la escena del bote en Wonka de 1971 es digna de  un film de terror o un film de vanguardia surrealista: Gusanos caminando sobrela cara de un muerto, animales y gran etc mientras Gene Wilder entona una tétrica canción nos hace pensar en la época en la cual un film así vio la luz.

De hecho podríamos decir que todo es una metáfora y que  Wonka en los setenta no fabricaba dulces sino que fabricaba LSD y todos se pegaron un  viaje de aquellos. Pero de nuevo, los setenta habilitaron un tipo de cine  que no se toleraría siquiera en nuestros dias.

En ambos films la estructura castigo- cancion de  reflexion de los umpa lumpas- y castigo nuevamente resulta un poco reiterativa y le quita ritmo al film, pero todavía mas en la de Tim, pues vemos como sus personajes  suelen ser ultiamente  un mix entre realidad y ficcion que pretende hacer  un link entre el escritor o la persona real acerca de quien trata el libro, aca sobre la infancia de Robert Dahl a quien en lugar de charlie lo ve como Wonka (lo siento pero para mi Dahl es Charlie no Wonka, Wonka es lo que hubiese querido ser y hacer cuando era un  niño: alejarse del mundo en una fábrica maravillosa) y por eso lo provee de un backstory y una  relación con  su padre que en verdad nunca estuvo en primer lugar.

Lo gracioso es que Robert Dahl adaptanto el guion y todo detestó bastante el film de los setenta pues decía se enfocaba demasiado en la figura de Wonka, en vez de Charlie, asi  que sólo nos queda suponer que hubiese dicho si veía a Charlie convertido en un artilugio pequeño, una excusa para mostrar una historia sobre Wonka que nunca existió en verdad.  Igualmente los autores celosos de sus obras suelen detestar las obras cinematogáficas  que de ellas se desprenden., por lo que conseguí la novela  para leer y reflexionar mas al respecto.

Que Tim está loco y sacó una obra posmoderna tan compleja y bidimensional al mismo tiempo que es posible este mas allá de mi entendimiento y se esté adelantando veinte años en el futuro es cierto, pero que el Wonka de Gene Wilder es complejo, excelente, divertido (la palabra  clave sería Wicked pues en español las palabras no  alcanzan a definir esa mezcla mordaz, inteligente, pícara, siniestra, malvada, cruel, extravagante que se desprende del personaje y la obra en su totalidad) y deja mucho mas a la suposicion del espectador en relación a backstories, también lo es. Dependerá de ustedes decidir cual es su Wonka favorito, el de Tim y Jhonny, el de Wilder, el de los caramelos Nerds o el de la Novela Infantil.

Esto es todo hoy hasta que vea "Fantastic Mr. Fox", amantes del septimo arte.

PD: Se me acabaron los dulces de mora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias amante del séptimo arte por comentar en mi blog!