miércoles, 21 de abril de 2010

Movie # 149 Bright Star

¿Donde estan los John Keats del siglo XXI cuando se los necesita? (y no vale responder "muertos por tuberculosis a los 25 años") 
Mientras me recupero de las lagrimas por la muerte cinematogáfica de John Keats. Adimito que si no fuera por "la magia del cine" convengamos que todos los dias no lloramos la muerte de Keats, y de hecho sólo nos acordamos de él cuando leemos alguna de sus obras y alguno de nosotros, siquiera eso pues como me han dicho por ahí, simplemente hay personas que no leen.  Eso y que en verdad Ben Whishaw interpreta de taquito a los poetas rómanticos, con ese  aire desgarbado y aspecto enjuto que tiene, no tiene que esforzarse demasiado para hacernos sentir que se va a caer muerto de un suspiro en cualquier momento.

Photobucket

Película maravillosa de Jane Campion que nose como no recibió ni una nominación la pobre Jane, se ve que no era la ex esposa de... y que en la  campiña inglesa de 1800 poco y nada de conflictos bélicos e indeologías vacías podian  tener lugar. La poesía para los Poetas y la Industria para los Oscares.

Abbie Cornish que con el peinado y bonete de epoca luce como una version mas rellenita de Nicole Kidman en su juventud, saca bastante airiosa el mismo papel que si le dejaban a Kistin Stweart lo destrozaba. Comienza como esta adolescente hueca fanática de la costura y termina como  esta joven destruida obsesionada con Keats. Es obvio que la época amerita tanto amor "romántico" y no sólo en el meloso sentido de la palabra. La época habilitaba el histerismo, la exageración y la co-dependencia, después de todo Keats y Fanny no tenían facebook. Brindo por el amor romántico cuando corresponde: esto es en 1800 y con ropas estilo imperio. No al amor histerico y estúpido que nos quieren vender en Hollywood ahora. Por eso digo si hay amor romántico en el siglo XXI por ende tendrían  que existir los Keats también, pero de hecho sabemos que no es así, aunque el cine sigue insistiendo en el estereotipo.

Nadie sufre por amor, no  hay distancias terribles, ni se viven las secuelas trágicas del  amor romántico porque simplemente todo se ha resignificado: ya no es un ideal romántico la muerte por tuberculosis, ni la figura del artista bohemio y abnegado que vive y muere por su obra, ahora los artistas son "famosos"; actores y músicos que lejos de condenarse a la pobreza y buscar la pureza de su arte, tienen mansiones en vez de castillos, millones de dolares y a parte no mueren de tuberculosis sino de sobredosis.

El amor es romántico porque con la muerte le llega la eternidad, si al final de la  película una termina sufriendo horrores por el destino de Keats sabe que su amor y el de Fanny fue durarero simplemente  porque no tuvo ni tiempo de ser famoso y  cagarle la vida con cuanta fanática de la poesia se le cruzase en el camino.

Photobucket

Finalmente despues de tanto brote de realismo contemporáneo me queda reformular la pregunta del comienzo y decir: ¿A donde estan los Ben Whishaw cuando se los necesitan? Sobre todo porque existe una variada lista de  personajes románticos que el señor puede interpretar de taquito:

Lord Byron
Shelley (el marido de Mary)
Charles Beaudelaire
Frederick Chopin ( de quien existe un libro de correspondencia que existe publicado al respecto de él (escritas por el), y que apasionadamente inmorales eran algunas de las cartitas privadas que le mandaba a cierta señora en Polonia )
Listz (aunque sea lo tenimos de rubio)
Cocteau (que es mas del  S XX que los  otros pero igual)
y no se tantos... de Rimbaud ya hizo pero no me opongo a que se haga extensivo a un film sobre el, qunque el de Dicaprio esta mas que bien.


y Finalmente una duda existencial que me mantuvo intrigada durante toda, pero toda la duración del film y que da cuenta de que una esta viendo demasiadas películas de época, al preguntarse: ¿ Como harían las mujeres para mantener losencajes y la ropa blanca ? Yo con jabones y productos  químicos variados me resulta imposible a  la larga mantener impecable incluso una remera blanca, y alla en 1800 las señoritas con metros y metros y metros de tela, y sin productos quimicos... el horror, pero necesito averiguarlo.

PD: Lo que  aprendí con este film es que la mejor manera para coparte y entender la poesia es andar con el poeta, y que sin  dudas han encontrado  la mejor manera de  que cualquiera se quede mirando los títulos para escuchar y leer la maravillosa interpretación del poema "Bright star " que Ben hace al final, pues la película no termina hasta que Keats o su espíritu se va de  la pantalla.

1 comentario:

  1. A MI ME ENCANTO
    la sutileza y la espontaneidad con la que se presentan los temas, fuera del acartonamiento y la rigidez de lo que se espera de las peliculas ambentadas en esas epocas, y ese vaiven constante de la relacion de los protagonistas.
    me gusto tu review

    ResponderEliminar

¡Gracias amante del séptimo arte por comentar en mi blog!