viernes, 30 de abril de 2010

Movie # 157 Perfume: The Story of a Murderer

Cuando una novela que empezas a leer y sabes que es una "novelita", pero de pronto "bestseller " y todo sentis que te atrapa y te atrapa  tanto que en escasas 5 horas la terminas de leer y  te deja  con esa sensación de entre perplejidad, fascinación y perplejidad de nuevo cuando llega el contundente final. Una espera que se haga de esa novela una película que huela, se sienta y  se viva de la misma manera que el libro en relación a las sensaciones  que  evoca. Pero de una novelita que de a poco se vuelve fantástica me encontré con este peliculón (de 2 horas y media) que se vuelve una peliculita.



Desde el principio, todo bien, el film parece prometer, pero desde el vamos en la descripcion de Jean-Baptiste Grenouille adonde yo leía ese ser con una cualidad monstruosa que tenia el don sobrenatural de aspirar la esencia de las personas y todas las cosas del universo y sentia la necesidad imperiosa de capturarlas para dar sentido a su propia e inolora existencia. Yo leia a alguien  como Peter Lorre y me lo pusieron a Ben Whishaw de Grenouille (ok no que la facha de Ben me moleste) pero lo cierto es que diferencias de apariencias y actor con mas onda que el asesino q descripto (uno podria decir que la monstruosidad era interna una metafora de su malda o naturaleza) pero siquiera eso. De hecho, es ahora cuando me voy a poner a defender una película como Hannibal Raising. Mejor apariencia que la de Gaspard Ulliel para encarnar  a  Hannibal en la Juventud imposible, y sin embrargo apariencia notable de por medio y todo se las arregla  para personificar a  un monstruo que come gente.
Photobucket
A Ben será que no puedo verlo como un asesino terrible y Psicópata o serán que las des acertadas direcciones  de Tykwer de hacerlo hablar con cierto retraso mental, de hacerle  poner  esa carita de circunstancia mientras mata toda chica joven y linda que ve, en lugar de contarnos todo el fantástico mecanismo de como las elige, de que necesita  matar a todas esas que cuidadosamente su nariz selecciona, porque una fragancia no solo es la nota principal sino todas las demas notas que se necesitan para que por ejemplo una rosa huela a rosa y que la fragancia no devanezca.

Por otra parte, se entiende que en las novela las mata porque nopodia ser de otro modo, su apariencia y posicion no permita siquiera acercarse a las mujeres que elegía, tranquilamente el Grenouille encarnado por Ben, con su vocecita y entonacion inglesas, si se bañaba y se ponia un buen traje, se podia sentar a reflexionar con las señoritas en cuestion y pedirle que les dejase capturar su escencia y fabricar el mejor perfume jamas creado sin necesidad de matarlas, total las nobles de la  epoca no tenían demasiadas cosas que hacer... y todo se vuelve mas insoportable cerca del final cuando el maravilloso fy terrible final dellibro se materializa en una innecesaria orgia que resulta ridículamente planteada en términos cinematográficos.

Obviamente es un film  que apunta a lo "blockbuster" mas hueco que el  bestseller original y ciertamente no trasnmite las sensaciones del libro, lo unico que me transmitió el film en sus dos horas y media de extensión fue el hecho de que vi "Bright Star" y "Im not there" antes de "El perfume" y para mi Ben Whishaw es ese muchachito desgarbado con cara de cachorrito que un asesino monstruoso y desalmado.

Esto es todo por hoy amantes del septimo arte!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias amante del séptimo arte por comentar en mi blog!