martes, 25 de mayo de 2010

Movie # 183 & 184: Funny Face (1957) & The portrait of Dorian Gray (1945)

UNA CARA CON ANGEL, Y UN ALMA PERTURBADA.


¿Por que emparejar una comedia musical con un film de "terror gótico" o al menos del romanticismo? Porque ambos retratan (nunca mejor  usado la palabra retratar) la importancia de la imágen del rostro humano. Funny Face es un musical sobre una jovencita Audrey Hepburn cuyas aventuras comienzan el dia  que un fotografo captura su imágen para una revista publicitaria, y Dorian Gray es sobre un  joven, cuyas desventuras comienzan cuando un pintor captura su agraciada imagen  en un lienzo. Juventud divino tesoro como quien dice para ambos protagonistas. Una termina en Paris y el otro termina en ¿el infierno?...

De hecho esta pequeña cinéfila no puede evitar sentirse identificada con ambos:
Ojala fuera aunque sea como la bibliotecaria de Greenwich  Village que Audrey interpreta al comienzo, hasta el uniforme de bibiotecaria tiene mas onda que muchas ropas que se ven hoy. (Algo me dice que hasta el uniforme de bibliotecaria estaba diseñado por Givenchi)  Un film perfecto no sólo por el estilo de Audrey H.  y su vestuario que desfilan por la pantalla, sino porque además cuenta con la actuación del Sr. (mayor) Fred Astaire, Kay Thompson  en el papel de una directora de revista, más interesante que la de Meryl Streep en "Devil wears prada", la dirección de mi querido Stanley Donen (Gracias por esa dupla fantastica con Gene Kelly) y encima como cereza del postre: París en los 50. (Parodias  de Sartre incluidas) y si mencionamos parís también tenemos que mencionar la musica del increible, irrepetible, George Gershwin : temas como  So Wonderfull, Funny face, Think Pink, Bonjour Paris hacen de este "pequeño" si lo comparamos con "Un americano en  Paris" o "Cantando bajo la lluvia" o "The band Wagon" musical, o incluso "My fair lady" de Audrey H. algo mas que una fiesta  para los sentidos... PD: ¿Y ahora quien me saca las ganas de salir correteando por las calles de Paris cantando "Bonjour paris" con un vestido de pollera plato color rosa?

Supongo que Dorian Gray es el complemento ideal para bajar todo el colorido y la alegria del vivir que te deja el musical  anterior: la premisa es simple, Dorian no quiere envejecer, no quiere desvanecerse ni peder su vida, quiere conservar la misma imgaen que la que su retrato, muy orgullosamente le refriega en la cara     ¿ Alguien puede no identificarse con un personaje así?.... me voy a poner en plan controversial y no sólo  eso, sino que  voy a proclamar a Dorian  Gray el mejor inmortal de la historia del cine (y la literatura), aunque tecnicamente sólo extiende su juventud por 20 años (pero con eso le alcanza y le sobra).

Nada de Mojigatez para este joven inmortal, nada de "no sos vos humana fragil el problema, es que yo soy un monstruo, y tienes que alejarte de mi"  como cierto vampiro adolescente un tanto ridículo, viene diciendo hace varios films, ni tampoco corre con las mismas desventajas que Drácula: no necesita ni sangre, ni tiene un problema con el sol y  tampoco esta "muerto". Es humano, es un humano que siquiera hizo un pacto  con todo  el peso de la palabra y diablo de capa roja cual Fausto.  El único problema de este inmortal es él mismo y su obsesión por ver como su cuadro  se va deformando con los años, los vicios y los "placeres de la carne" como diria Clive Barker en  Hellraiser.

Así como no defendí demasiado la version nueva de esta novela de Wilde, defenderé la version autoral de Albert Lewin para esta puesta en escena cinematográfica,  en riguroso y subjetivo blanco y negro, al mejor estílo de iluminación  expresionista, con un Dorian  (justificadamente para contrartar y por estilo) castaño y pálido, evidentemente un tipo elegante, pero que da mas miedo que el mismisimo sr. Drácula o la momia de Boris Karloff. Maravilloso Hurd Hatfield  en su interpretación del siniestro joven que oculta un secreto en el atico. (ver foto) Admás  de  las actuaciones de Peter Lawford, Angela Lansbury y Donna Reed


Lo que mas admiré de este film, fue la vision autoral de Albert Lewin, de colocar las imágenes del cuadro en technicolor, en las etapas en que se va deformando, lo cual hace la elección del blanco y negro todavía mas macabra. ¿Estamos viendo el film desde la mirada de Dorian? ¿vemos el mundo como el lugar siniestro y oscuro que es? ¿Compartimos su obsesión  hacia la pintura?....

Ivan Albright es el artista seleccionado para pintar realmente el famoso retrato de Dorian bien y Dorian Corrupto. Lo genial es ver como el cine hizo uso de artistas  contemporáneos y los integró en el film. La citas son fantásticas: desde un Oscar wilde textual, cuando  Dorian lee un fragmento de un poema en un libro, (La esfinge) hasta Chopin con un preludio y Beethoven con Claro de Luna, sonando en el piano de un tugurio Londinense cercano al puerto. (dudo que en  los tugurios fueran tan "melancólicamente" cultos pero de nuevo, el himno a la alegría efectivamente  era una canción para borrachines). En Funny face ocurre lo mismo: Sartre era casi  contemporáneo, reirse de Sartre era lo mismo que ahora reirse de ... no se me ocurre ningun intelectual contemporáneo del cual reirme... (pensando) No, no se me  ocurre. Evidentemente el nivel de parodia ha decaido, ahora la industria del cine se dedica a parodiar películas malas de la industria dando origen a películas todavía más malas que las parodiadas. Supongo que el  equivalente posmoderno de reirte de Sartre y el boom del existencialismo entre los jóvenes de  los cincuenta es reirte de la escritora y los fans de crepusculo, hoy en dia. (¡¿A que hemos llegado?!)

Como sea, retomando  la crítica y ya para cerrar:, Oscar Wilde escribió:

"Each man sees his own sin in Dorian Gray. What Dorian Gray's sins are no one knows. He who finds them has brought them."  (me niego a traducir a Oscar)

y en ese sentido Ivan Albright  deja al espectador suponer que fue lo que Dorian hizo durante 20 años de su vida, para convertise en  el repulsivo hombre del cuadro  que realmente es. Al giual que la novela, nos cuenta solamente  las  muertes de la que es responsable directa o indirectamente el "inmortal" joven . Creo que por eso, pese a todo, siempre pude identificarme con Dorian (más aún  en la novela), siempre podes decir que Henry Wotton lo llevo a eso, que la vida lo llevo a eso pero que en alguna parte de su retorcido retrato, Dorian no es tan malo como esta pintado... o al  menos eso creía él.

Esto es todo por hoy amantes del septimo arte!

PD: igualmente todavía quiero un vestido rosa de pollera plato para corretear por las calles de paris cantanto "Bonjour Paris"...



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias amante del séptimo arte por comentar en mi blog!