sábado, 29 de mayo de 2010

Movie # 185: New york, I (don`t) Love you (2010)

Sinceramente no amo a Nueva York, y si existe una gran verdad de Pre-orgullo es que las copias nunca son  buenas. (Excepciones miles pero para este caso la verdad de pre-orgullo no tiene excepción)
París no es New york, pero cuestiones geográficas y socioculturales a parte, creo que New york se esta creyendo demasiado eso de "Sex and the city". El 90% de los cortometrajes de este film, giran en relacion a protagonistas queriendo acostarse (o sea, si por lo menos  se tratara de Sexo y no del histeriqueo previo, lo entenderia y creo me gustaría más). No sólo muchos cortos no logran su cometido de tener sexo en cinco minutos, sino que además, New york  carece de esa division en distritos, que por lo menos nos hacian creer estabamos recorriendo París. Esto ni siquiera es una serie de cortometrajes, sino de historias paralelas unidas entre si (porque obviamente, los norteamericanos no podian concebir presentar cortometrajes con inicio nudo y decenlace como lo hicieron los francesitos, no señor! no en la tierra de la libertad!).

De hecho, no me había gustado tanto la primera version de esto, la de Paris, porque las calidades de los cortometrajes era demasiado heterogenéa (aunque tenía pequeñas obras de arte, si Gus, la tuya definitivamente califica  como obra de arte) y muchos de los verdaderos representantes de Paris, es decir los DIRECTORES FRANCESES LEGENDARIOS (Godard, Rohmer, Resnais, Vardá, Lelouch y un no tan gran etc) no estaban allí. Sin embargo, el padecer los cortometrajes de "New York, I love you", me hizo replantear que "Paris, je t'aime" no era lo heterogenea y cuestionable que pensaba.


De hecho no puedo recaer en que  los dos cortometrajes que me gustaron eran los que incluian actores "viejos" que como tales no querian acostarse, por ende el histerismo pasaba por otro lado...  El cortometraje escrito por Minghella, con Julie Christie y Shia LaBeouf (que tampoco  es santo de mi devoción) se las arreglan junto con el fantastico John Hurt, para lucirse sin Transformers de por  medio. El siguiente corto favorito de esta chica cinéfila fue el de Eli Wallach y Cloris Leachman, porque conocí una pareja casada por mas de sesenta años que eran iguales y eso repunto bastante la verguenza ajena de los cortos que se muestran en el film.



Una nota aparte para mi querido Ethan Hawke... Su corto no era  magnifico pero,  fue el que sin pretenderlo,  más me hizo reir, pues  era una version paródica de su personaje en Antes del amanecer, entonces todo mi horizonte de espectativas y cuestiones emocionales se  mezclaron en un hecho basico: desde que vi esas pelis siempre espere cruzarme casualmente con alguien en un tren que te diera charla simpática, inteligente, existencialista  y te convenciera de bajarte en Viena, pero desafortunadamente es mas probable que sea como en la versión de New york, el tren a viena, sea un subte a capital y el  flaco que te habla un looser de aquellos, pero de los que te  das  cuenta sólo recién después de haberte bajado del tren.


Esto es todo por hoy amantes del séptimo arte!


PD: Y aunque el de la foto no es el póster mas difundido, coloqué este porque es una ironía andante: pues la estatua de la Libertad es una de las otras cosas mas que los Norteamericanos le deben a los Franceses!







No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias amante del séptimo arte por comentar en mi blog!