viernes, 2 de julio de 2010

Movie # 221: Tonari no Totoro (1988)

Yo no soy oriental, definitivamente no puedo sacarme la cabeza occidental y cambiarla por  una oriental, sino que, al contrario, puedo ver todo desde mi humilde y cinéfilo lugar de occidental , sin embargo creo saber algo de la cultura  oriental, y lo que no  se lo invento:


Mi vecino Totoro, es tan naturalista en su planteo queme hizo dar cuenta lo mucho que extraño escuchar cantar los grillos y el color verde. Me hizo dar cuenta lo mucho que me la paso mirando pantallas ( de televisor, de PC, de celular, de lo que venga) y todo el tiempo en el que trasladarse implica pasar de un medio de transporte basado  en hidrocarburos a otro, de espacios cerrado y con luces de bajo consumo (si las luces de bajo consumo son lo mas ecológico y verde que hay en mi vida) a otro espacio cerrado. No se ustedes pero ultimamente me acuesto rezando para que llueva, soy de las que les encanta el ruido constante de la lluvia, pero hace bastante tiempo que no llueve de noche, por estos lugares... Entonces con este film de Miyazaki, me di cuenta que a mi vida, definitivamente le esta faltando verde....

Este film es tan naturalista que ya se todos me van  a decir "el cine oriental es así"  "es  tradicional"  y yo decirles los japoneses son tan ecológicos como el ballenero japonés que caza ballenas en el sur de nuestro país cercano a la antártida....así que ese argumento de tradición no me lo vendan. Si todos los japoneses creyeran que hay espiritus del bosque   o de las aguas o de la naturaleza, como sus animaciones lo  hacen, serían el país mas ecologista del universo.

Lo gracioso y paradójico es que un film completamente artificial en su tecnica, e inorgánico como lo es la animación tradicional, me hiciera extrañar la naturaleza. Me hizo extrañar  tanto la naturaleza que creo desde el film de Rohmer y Un cuento de Otoño (Cuentos de las estaciones) no veía otro film que me produjese ese sentimiento así que en un sentido podemos decir (desde concepción de historia, tipo de personajes y situaciones de la vida cotidiana que plantea) que "Mi vecino totoro" es super- rohmeriano, hasta que aparece la rata gigante, llamada totoro, obviamente...
Y acá es cuando se rasgan las vestiduras y me dicen que existe Ozu que plantea esta cosa naturalista de personajes  cotidianos, que estaba kurosawa que planteaba estas cosas tambien, es algo milenario de lacultura japonesa, y  yo contestarles (mientras me rio de como se quieren rasgar las vestiduras ustedes) que mi mirada occidentalizada conoce eso, pero ve a Rohmer, ve a Lewis Carol con Alicia, ve al gato de Cheshire convertido en un micro, y por que no  a Totoro cual las viejas animaciones de Felix Le chat, en donde la dualidad  siniestra/surreal/adorable se maneja permanentemente y si quieren hasta  el cuento de las "habichuelas mágicas" , todo eso mezclado con el ser oriental y una concepción del tiempo bastante más diferente a la nuestra... (como detenerse dos minutos con una rana bajo la  lluvia mientras  el tiempo sigue pasando para nuestras protagonistas)

Finalmente como de miradas orientales estamos tengo que decir que Mei, junto con Boo de Monster Inc, son las niñas de cuatro años  mas fantásticas que la historia del cine a visto en sus pantallas, con un acting mas real que sentarse a ver a una nena de cuatro años en la realidad, que inspiran una ternura insoportable, y lo mas gracioso es que (casualmente)  las dos tienen coletas, visten de rosa, y poseen amigos gigantes, peludos, monstruosos y algo "fantásticos" que sólo ellas pueden conocer...


Cine de animación oriental 1 ........Esperando contraataque de cine de animación occidental

Miren esta mei en 3d ¿no es divina?:



Esto es todo por hoy amantes del Septimo arte!

4 comentarios:

  1. Es cierto que reconoces tu propia mirada occidental hacia este film, y eres honesta en eso, pero existe algo trascendente en esto, algo que va más allá de la simple ternura o estilos o técnicas... hay algo trascendente porque del mundo que se habla en estas películas es siempre espiritual, siempre está al interior y no juega con la realidad externa: su dualidad no está dada en ese nivel sino en el de las emociones.
    Por eso es innecesario comparar con Monster Inc, por ejemplo, y hasta me molesta un poco cuántas cosas quedan fuera en esto.
    Me molesta con afecto claro está, sino no tendría dejar este comentario acá. Me molesta, decía, porque Mey puede descansar sobre Totoro, porque Totoro ha sido también más pequeño que Mei, porqu eno habla, porque Mei se amolda en su pecho. Porque Totoro es un lugar para dormir, para que se ntiendan los espíritus de un niños y de ese "algo" sin necesidad de palabras....
    En Monster inc no hay espíritu, hay historia, hay emociones quizá, no lo niego, pero no es sólo la forma de comunicarlas los que la pone a una distancia inimaginable de esta película; son las emociones mismas.
    La naturaleza que promueve es interna, y esa lluvia que anhelas sentir o escuchar, es justamente lo que promueve este film, sólo que ea lluvia natural, externa, tiene un correlato al interior de cada uno de nosotros.
    Yo miro Totoro como si viese llover, sí, también me encanta y necesito la lluvia, pero sobre todo Totoro hace llover en mí, dejo que esa sensación fluya... me permito creer que existe algo que te acoge en algún momento y que está ahí, escondido quizá... y que sólo podemos pillarlo a partir de seguirlo en detalles, en delicadezas...
    Porque ese algo es tan sutil que debemos andar suavemente para encontrarlo, saber mirar justamente esa rana por dos minutos o seguir a esos pequeños seres...
    Y, por último, Totoro no es un ratón gigante, es un Dios pequeño, y justamente en esa diferencia está la diferencia que siento se te escapa.
    Y que lamento se escape, porque creo que si se siente algo dentro de uno se llena aún más, y ese verde que buscamos se atreve a brotar dentro uno, y te duermes, y la lluvia también cae y hasta suena... como pequeños deditos que te golpeasen el corazón, como si infundiesen en él una melodía suave y necesaria.

    ResponderEliminar
  2. Me encanta que te moleste (bien lo digo, esa era la idea del post) es desde mi humilde luga en el que busco que se produzcan este tipo de comentarios y debates para blog. Me encanta que te moleste porque te hice escribir un excelente comentario con tu mirada sobre Totoro. y lo que si no contemplo son las discusiones desmereciendo las opiniones de nadie, la posmodernidad y este blog, hablitan que los dos tengamos razon, y no cambiemos nuestras opiniones porque somos por definicion sujetos, subjetivos y lo bueno de esto es la multiplicidad de lecturas habilitadas por un mismo film. Desde mi perspectiva, no hay criticas ni buenas ni malas, ni films buenos ni malos, sobre todo si la justificación para esa respuesta es nuestra subjetividad,(lo de rata gigante viene a que tuve cuando niña un totoro de peluche, que era una mochila y me acompañaba a todas partes, pero que para mi desde mi niñes ignorante del mundillo miyazaki era "una rata/Raton gigante" y esta explicado en el post de Toy story 3) por ende hay mas cariño, nostalgia y afecto en el sinonimo "Rata gigante" en mi mirada que con la palabra "totoro" o "dios AÑOS pequeño". Así que: YO SI TUVE UN "TOTORO" A LOS 8 AÑOS. Totoro no hace llover en mi, pero Miyazaki hace, cual eric Rohmer que piense en la naturaleza, y en esas pequeñas cosas y situaciones de la vida cotidiana de caracter "naturalista" y deliciosamente bellas.
    Lo cierto es que si existe un sentimiento que supera a las palabras en ambas (monster, y esta) sully no es totoro, Sully cumple el mismo rol del papa de Mei Y su hermana. Boo es "totoro" en monster inc, boo es esa "cosita tierna y por momentos monstruosa" que no habla, y que viene a romper con una realidad en donde los monstruos son cotidianos, y los niños no, Monster inc es una fábula acerca de ese sentimiento llamado "paternal" que nadie tiene por instinto, y para el que nadie esta preparado de la noche a la mañana.

    Y es que en definitiva ambas visiones (Pixar y Ghibli, la tuya y la mia) en última instancia, van a estar absorbidas bajo la marcada mirada Disney, mal que te pese, para Japón (y disney que tiene los derechos de distribución de ambos estudios), Miyazaki es el Pixar de oriente: exitoso, comercial y con historias que tienen situaciones para repartir en todos los publicos sean estos niños o adultos.

    Me encantaría que firmes un coment tan largo y efusivo!! (aunq sea adentro del mismo comentario) porque sino Anónimo se convierte en el autor masproductivo de toda la historia del arte!

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

¡Gracias amante del séptimo arte por comentar en mi blog!