lunes, 19 de julio de 2010

Movie # 237: Wallace And Gromit

Hace frio! la "Polar Wave" no da respiro ni el finde así que decido acurrucarme frente a la estufa (electrica que me sigue a cada paso que doy  casi) mi tv y el reproductor de DVD a ver varios DVD que tenía hace años y que debo reconocer nunca me molesté en ver. Wallace & Grommit era uno de ellos, y lo que pensé se trataba de Wallace y Gromit: Curse of the Were-Rabbit eran en verdad los tres cortometrajes de media hora con "las aventuras de Wallace & Gromit" ( fijense la atención  que le presté en  su momento al pobre).


Así que me acomodé a ver ( no disfrutar tanto al comienzo) de el arte de Nick Park. Lo cierto es que el Stop-motion tiene siempre esa cosa que te cautiva, pero debo admitir que no era fan devota de Wallace & Gromit, de chica recuerdo no me agradaba esa "vibra depresiva" y avejentada que tienen estos cortometrajes. El primero de ellos: "La gran excursión" no me resultó tan fácil de ver, de hecho me costó porque tiene ese estilo tan británico que a veces suele molestar, y digamoslo: viejo, es de 1989, y se nota. Me recordó a un programa ingles donde gente de la campiña inglesa (muchas personas del estilo Wallace) iban a  cotizar las  antiguedades de la familia, en una especie de feria ambulante, que tenía una especie de atracción hipnótica a la que ahora llamariamos "reality show" pero lo tuve que googlear para ver si mi memoria estaba en lo correcto, e imaginen mi sorpresa al enterarme que el show ese lleva en el aire 32 temporadas http://en.wikipedia.org/wiki/Antiques_Roadshow .  No lo puedo creer era como medio deprimente, gris, super british pero interesante a la vez,  recuerdo que lo veía cuando era una niña en las mañanas de los fin de semana cuando no habían tantos dibujos ni variedad como los chicuelos de hoy, y siempre me gustaron las antiguedades (sin ironias). Lo cierto es que wallace y Gromit tienen en un comienzo esa vibra depresiva y amargada, pero para cuando se pacta con eso, y se ve el  cortometraje número dos (recuerden que venía de esa cosa super fluida y adoroable de la animación de Miyazaki y pasar al Stomotion de Park es todo un shock) no sólo el avance en la tecnica y en los modos de animar sino, en también en la complejidad de la narración. Demás esta decir  que para el tercer corto, ya estaba mega-fascinada con el ingenio y la habilidad de Park, y lamentándome de no tener conmigo el largometraje de esta singular pareja animada. 




Esto no es todo por hoy amantes del septimo-arte!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias amante del séptimo arte por comentar en mi blog!