domingo, 1 de agosto de 2010

Movie # 249: Neko no ongaeshi (2002)

El gato regresa cambiado, y  parecido a Sir Didymus.


Dir: Hiroyuki Morita


El gato," Baron" y su regordete (y ahora parlante amigo) Mutaa regresan en este Spin off (porque no se trata de una secuela de la  maravillosa "whisper of the heart") en una historia  tan parecida a Laberinto que si no me decias los nombres por un segundo pensaba que estaba viendo a Sir Didymus y Hoggle tratando de rescatar a Sarah (Haru) de las manos del rey  (gato en este caso) .


Lo cierto es que el film es divino y no mal interpreten las similitudes con Laberinto como algo negativo, todo lo contrario. Incluso hay similitudes con Alice en Wonderland y el reinado de la Reina de Corazones de la novela de Lewis Caroll, que no mencioné. Pero con Laberinto son muchas mas,  (sobre todo la parte enque efectivamente se quedan atrapados en un laberinto) me dio tanta nostalgia de todos esos films que existian en mi niñez (como la historia sin fin) que por eso lo traigo  a colación.  


No es Whisper of the heart, indudablemente es una obra pequeña comparada al primer film, y al despliegue de Miyazaki y sus estudios... Incluso, el estilo  de la animación y el  diseño de los personajes están mas cercanos a las producciones televisivas de animé, o al estilo de dibujo de Summer Wars que al "estilo miyazaki" por asi decirlo.


Una historia corta, una fábula sobre una adolescente, que tiene que aprender a hacerse escuchar y pensar por ella misma, (en serio Muta dice en un  momento, adoro a las mujeres que piensan por si mismas) y  un film que da para  pensar que Miyasaki tiene una agenda, en todo esto hay un motivo superior, una ideologías sobre las "heroinas que aprenden a salir de las dificultades y sobreponerse de manera independiente sin esperar a los demas" que casí estamos en posicion de decir que Miyazaki es el japonés mas feminista de la historia del cine japones, o sin irnos tanto a la exageración completa, podemos decir que con sus film se encarga  de que esas "tipicas chicas sumisas japonesas"  se conviertan en princesas que cargan  armas, brujas que trabajan solas a los 13 años y se independizan de sus padres o en este caso estudiantes que aprenden que el amor no es lo único de la vida, sobre todo si un rey gato quiere obligarte a que te cases con el príncipe de los gatos. 
 Prefiero ser una chica Miyazaki  que una chica Disney. (aunque Bella es lo mas, la de "la bella y la bestia" aclaro!)
Esto es todo por hoy amantes del septimo arte!



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias amante del séptimo arte por comentar en mi blog!