viernes, 20 de agosto de 2010

Movie # 269: Dios se lo pague (1948)

Creo que es la primer película de cine nacional que entra en el conteo, y me alegro que así sea. Yo creía que lo había visto cuando era muy chica, allá por los seis años, pero  creo que sólamente había visto el final porque del resto del film no recordaba nada. ¿Sería este el que vi? Realmente no lo sé. Pero bueno ante la duda, lo pongo en el conteo. Ningún film (incluso los que nos resutan olvidables, que no es el caso de este) merecen ser olvidados, y la verdad que si recuerdo haber visto  Casablanca y Freddy de cuando  tenía 4 años, me resulta extraño que no recuerde nada de este film, el cual tuve el placer de ver porque anoche lo pasaron en filmoteca.

 Desde que tengo uso de razón me la pasé escuchando cosas al respecto de este film, porque para mi abuela era como lo más y siempre  que bromea con pedirme algún favor me dice gracias" que dios te lo pague". Así que bueno me puse a ver la película de la que escuche hablar desde siempre...

La verdad que no esperaba que fuera así, es super "buñuelezca" de la epoca mexicana de Buñuel, supongo que debe ser por la actuación de Arturo de Cordova... y que todos terminen en la iglesia, el tono de los pobres  y ni hablar del tono de los ricachones... pero bueno... también hubieron otras cosas que me sorprendieron.

Lo primero es la calidad de todo, a nivel producción que tenía el film, osea, si había escuchado que bueno la  industria del cine nacional y la mexicanas eran comparables a la Hollywoodense de esas épocas y que después decayeron, pero al verlo uno dice este film no tiene nada que envidiarle a las  pelis melodramáticas norteamericanas: Los decorados, la ambientación, el vestuario, la fotografía,  etc...la verdad que notables.

Finalmente y ahora sí hablemos de la película en si ¡tremendo melodrama! venganzas, ricos que se visten de pobres, pobres que tienen que escuchar las miserias de los ricos, venganzas friamente calculadas... mujeres que quieren dejar a sus maridos... es un melodrama masculino, contado desde el punto de vista del "loquito" Arturo de Cordova... pero ella, ella nada que envidiarle a esas chiquitas norteamericanas y divas de antaños... el sólo pensar que de los 50 en  adelante el cine argentino se volvió tan a pique que me da nauseas. Ver esta peli es como ver algo que vos creías una leyenda urbana: la industria del cine nacional, producciones con divas, con galanes, con todo el vestuario, la ambientación, y toda una maquinaria como la de Hollywood, y que ahora es bastante patética (como todo hay salvedades), mientras en la tele se le llama divas a unas señoras bastantes sexagenarias y cirugeteadas...

Zully Moreno diosa!!


y ni hablar de la escena final que es como el colmo  de lo melodramático, icónico y cinematográfico...

Esto es todo por hoy amantes del septimo arte!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias amante del séptimo arte por comentar en mi blog!