viernes, 3 de diciembre de 2010

Movie # 355: La Chinoise (1968)

Nada mejor para celebrar los  80 años de JLG y (50 o mas  que tiene con el cine) que viendo uno de sus films  y ya que en el blog estoy intentando llevar adelante este ciclo llamado Massive Attack, creo que no existirá un ejemplo mas brillante y lleno de  colores primarios que el presente film de JLG.

Lo primero que  tengo que decir que es un bombardeo, pero un bombardeo de información intelectual, de esos que para cuando el film terminó decis: necesito la paz y la tranquilidad de los renglones de un libro (de tapas rojas quizas?). Alguien debería premiarlo a Godard y demandar al creador de facebook por  ser el primero o uno de los artistas mas efectivos en poner de moda eso de "te escribí un mensaje  en el muro" allá por 1967.

La chinoise es basicamente la primer frase que se lee en el muro, y a su vez esa frase explica la necesidad de que en 1967 se hiciera un film como La chinoise: el hecho de confrontar las ideas con imagenes claras. Nadie iba a suponer que en Mayo de 1968, ocurriría lo mismo que manifestan los personajes de este film (lo que hace que nos preguntemos, el primer submarino se llamó nautilus porque alguien conocía la existencia de la profecía de Nostradamus o ¿Nostradamus lo predijo y por eso pasó.?) Godard hace muchas veces que nos preguntemos cuanto futurismo hizo realmente o cuanto fue en lo que ayudó a encender la mecha y avivar el fuego. Creo que nunca lo sabremos y personalmente me encanta pensar que se sigue encargando de encender el fuego. (Definitivametne tengo que ver Socialisme).

Jean pierre Leaud, es  el mismo de Antoine doinel, pero es otro, es otra cosa completamente distinta cuando esta con Godard. Lo cual no es ni malo ni bueno, sino diferente. Como usar una cara muy familiar y famosa para que nos explique sobre política, economía, religión y MAO.

Alguien me dijo hace poco (a propósito de los monólogos a cámara y de la manera en como el actor que trabaje para el mecanismo haciendo consciente al espectador del mecanismo optico en sí) que habría que sacarse la ciudadanía francesa para hacer monólogos a cámara geniales. Y de hecho tengo que decir que "tiene razón"  y si estaba Godard acá nos explicaba toda la teorización al respecto de porqué es así: pero como no está el,  nos dejó su film para que nos lo explique por él: Brecht y Vietnam.



Lo genial de este film, además de todo, es que pinta a la juventud, no como la portadora de la razón universal, en un  mundo que ideológica y políticamente se cae a pedazos, porque el mundo no es sólo de los  jóvenes, ni lamentablemente los jóvenes tienen razón. Sino que los pinta de "ingenuos", gente idealista que quieren un mundo mejor, por lo que revolución y terrorismo es lo mismo que ir al parque para ellos ( lo cual es verdaderamente peligroso) jóvenes que quieren la revolución pero no saben que  pasará ni a donde ni porqué. La frase del profesor de filosofía en el tren es casi la respuesta mas futuristica a una revolución que en 1967 todavía no había comenzado (por ende doblemente futurista):

¡de que te sirve matar gente si no sabes que vas a  hacer después!

Y lo peor es que cuando el film  termina vos tengas la certeza de que hoy en dia la vida continúa llena de tigres de papeles en medio  de la jungla. (y tigres digitales/multimediales/2.0 también).

Esto no es todo por hoy amantes del septimo arte!!

1 comentario:

  1. La acabo de ver y aún la estoy digiriendo. Leyendo sobre Mayo del 68 en Francia y buscando aquel librito rojo, es que como señalas es un verdadero bombardeo de información. Es que "revolución" "acción" "Mao" teatralidad" "realidad" "socialismo" "imperialismo" "Brecht" "contradicción"... y un largo etcétera, es ideal para verla en un tiempo más, luego de estar más informada.

    Por cierto que buen blog, siguiendo.

    ResponderEliminar

¡Gracias amante del séptimo arte por comentar en mi blog!