domingo, 12 de diciembre de 2010

Movie # 364:Les rendez-vous de Paris (1995)

Creo que demasiadas veces en el blog utilicé la palabra "Rohmeriano" como calificativo a muchos films que bueno, tienen esa cuestión basada en la importancia de la conversación, las personas en contraposición al paisaje, o mejor dicho integrándose al paisaje, y esa "cosa" de "obra de cámara" que parece rodear un film minimalista que al final termina sintiéndose como imprescindible...


Creo que eso es Rohmer. No se si es porque es verano, no se si es porque llueve, no se si es porque las hojas se mueven entre las copas de los arboles o qué pero, Rohmer te alegra el alma como una brisa de verano en medio de tanto.... (no sé tanto qué) pero a ver... como poner en palabras esta sensación que me invade cada vez que veo uno de sus films (complejo  muy complejo)

Es como algo que no necesitas ver, de hecho ni te preocupas si existe o no, pero de pronto cuando lo estas viendo, te das cuenta lo mucho que necesitabas de eso, lo mucho que ¿tu alma? ¿tu sensibilidad poetica? ¿tu vida? ¿tu vista? andaba necesitando una simpleza que solo es el resultado de una grandeza y una sensibilidad artística increible.

Ustedes dirán: ¡otra  película sobre parís! y yo les responderé: -¡Si otra película sobre Paris! (Yo que ustedes me resignaría al  hecho de que estas 500 peliculas estan en un 70% destinadas al cine clásico, el francés, y que todo el resto se reparte entre films de terror, e independientes de otras nacionalidades quedando en último lugar los estrenos Hollywoodenses y el cine argentino, sólo por falta de tiempo).

Lo que me encanta de ver tanto cine francés, es como uno puede llegar a especializarse e ir diseccionando sin recaer en esa frase y generalizacion de "cine frances" que tanto miedo me da... (¿como se puede embolsar toda una cinematografía en una sóla etiqueta?) Saber que Godard es para enriquecer el humor acido y la mente, que Truffaut es mi alma gemela y Demy mi alma gemela en tono musical, Resnais está para  la memoria y mis momentos depresivos en relación con el paso del tiempo y que las personas se olvidan de todo, Chabrol para, (todavía tengo que encontrar para que me sirve chabrol porque me encanta pero siento que está muy polarizado el asunto, basicamente entre mi nececidad de suspense y la crítica con clase para cierta clase) y finalmente que Rohmer está para esos momentos en los que estoy saturada, estresada y visualmente contaminada con tanto que hay para ver en el universo. Rohmer está para cuando necesito sosiego.

En 1995, Linklater estaba estrenando la película que para mi en ese entonces, era lo mas cercano a lo que "debería ser" el amor: charlas interminables, interesantes, y  caminar sin rumbo por calles europeas para terminar con una promesa y seguir adelante. A mas de 15 años, es decir con 15 años mas de cine y de vida, puedo decir que si, definitivamente si  la vida no puede ser  un musical, debería ser así: charlas interesantes, caminatas sin  rumbo por calles y terminar con una promesa, sólo que ahora  le puedo sumar tantas otras películas: Hiroshima, mon amour, Un hombre y una Mujer,  Besos robados,  Vacaciones Romanas, Wishpers from the heart ¡si  hasta un americano en paris! son charlas constantes (bueno canciones) de personas por paris, para mostrar que la historia, el género, el lugar y las epocas pueden cambiar, sólo para parecerse mas. Lo que nos recuerda todavía mas la variedad de estilos y la sutileza de matices (casí digna de un pintor) que puede  adquirir el ya tan trillado lugar común de: Chica conoce chico y viceversa.

En 1995 Rohmer estaba estrenando este film (hubiera amado más, verlo en ese entonces, pero no adoraba a Rohmer, era y fue el que menos me convencía de la Novuelle, culpo a verlo en situaciones de parciales para una materia y de prepo sin introducción o ton ni son): sobre encuentros casuales, amorosos, furtivos, momentáneos, finales, de parejas enmarcados en la ciudad de París. Sólo me queda decir que si Paris, te amo, hubiera sido así, la hubiera amado en serio... Incluso cuando uno de sus personajes habla sobre  las charlas y las banalidades no podes dejar de pensar "cuanto necesitaba ver este film", olvidarme de los efectos,  de la maquinaria, del humo, de los actores demasiados acartonados con diálogos y balbuceos imposibles, de seres sobrenaturales, de nerds, de magos, de todo... no sabía  cuan estresada y des-centrada estaba hasta que vi este film.

y finalmente pensaba, mientras trataba  de  definir la sensación que es ver un film de Rohmer y que no se  repite con casi nadie mas (salvo con Linklater  en ocasiones y con  cierto tipo de cine oriental) que es como salir a pasear, o a contemplar un paisaje, ¿es poético  el paisaje? yo creo que no, sin nosotros no existiria la poesia. Rohmer es eso,  es un paisaje, son  momentos y situaciones que nos hace recordar cuanta poesía hay en las pequeñas cosas de la vida, para las personas que, si bien no estamos buscando encontrarla, al verla nos damos cuenta cuanta falta nos hacia y que una simpleza aparente encierra una complejidad inabarcable: Rohmer es la naturaleza humana. Lo extraño a Rohmer.

Esto  es todo por hoy amantes del septimo arte!

8 comentarios:

  1. Lindo comentario. Desordenado y revuelto como el pelo después de dormirte y tener un sueño hermoso.
    Es extraño lo que les sucede a algunos con Rohmer, quizá una ya se dejó de sorprender o algo nos falla... pero al menos me gusta encontrarme con escritos de gente que sí se ve maravillada y eso me maravilla, como por reflejo.
    Lo mismo me pasó con el final de ésta sobre el rayo verde http://vian-ordenarlabiblioteca.blogspot.com/2010/08/el-rayo-verde-de-eric-rohmer-1986.html
    Cariños.
    María Paz.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por el comentario! Y es excelente el post sobre EL Rayo Verde!
    yo creo que es una cuestion de ritmos, no todo el cine es para todo el tiempo y si viera un Rohmer todos los dias, rápidamente perderia su encanto, lo mismo que si viera un Godard todos los días, rápidamente me sentiria muy mal conmigo misma por no poder seguirle tanto el ingenio las citas y la inteligencia que tiene. Hay un cine para cada momento. Por eso tampoco me agrada escribir mal acerca de ningun film (pero admito que Hollywood me esa haciendo cada vez más facil, el tema con las cosas que estrenan) porque se que probablemente el film no sea tan malo y sea todo mi mambo personal el que se esta oponiendo a eso. En otras palabras creo que no existe ni cine bueno, ni cine malo. (Truffaut diria sólo existen directores buenos y directores malos) y yo diría solo existen momentos buenos y momentos malos para ver cine: films que no compatibilizan con nuestros sentimientos, gustos o lo que fuere y films que por alguna inexplicable razón decidimos amar e idolatrar.
    Rohmer se tiñe de lo que le rodea: si estas en una competencia maratónica de películas y pensando "estoy cansada de tanto, o ya no sé que tengo ganas de ver" Rohmer es la bocanada de aire que necesitas para seguir adelante.

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  3. hermoso tu comentario. debo admitir que había dejado de leer tus entradas hace un par semanas quizá porque hubo una seguidilla de unos que no sé, sentí muy lejanos... o en que te sentí extraña.. y bueno... es extraño también, pero de cierta forma exijo mucho de quienes de una forma u otra dan algo a los otros... aunque esto sea injusto y muchas veces se malentienda y en fin... eso.
    en éste, en cambio, como que vuelves a estar ahí, más presente, y el vínculo con la peli se nota y además trasluces un poco de ti y se agradece (como en realidad uno debiese agradecer todo)
    yo a rohmer lo tengo guardado para que no se agote, para verlo de a poquito... para necesitarlo más... para beberlo por sed y no por gula...
    una pena que se fuera... me hace mirar sus películas con cariño y agradecerlas distinto... como si descucbriera con él aquello qué él también descubrió filmando... y es que supongo que esa es la mayor enseñanza de rohmer... filmar cosas y situaciones que el mismo desconoce, y maravillarnos juntos.
    a todo esto, y para terminar -y como un gavor, por cierto-, ¿ubicas o sabes como encontrar una película de alain corneau, sobre un libro de amelie nothomb que se llama estupor y temblores? (yo pillé unos links, pero están muertos)
    ¿viste ocho mujeres? (de esa no necesito links, sólo me gustaría saber si la viste?

    ResponderEliminar
  4. saludos y chau, que de puro mal educado no los puse. :)

    ResponderEliminar
  5. Te buscaré el film a ver si lo encuentro y Si amé ocho mujeres. Lo gracioso que cuando la alquilé hace mil años ya parece, no sabía que era un musical! la alquilé solo por las actrices tremendas y porque esperaba una trama de suspense. al primer momento en el que cantaron dije DIOS MIO (a parte de tener a Fanny y a catherine, y a la hupert y a todas en una misma película, cosa que de haber seguido truffaut vivo hubiera pasado mucho tiempo antes) y nunca mas me olvidé de ella! si amaste ocho mujeres te recomiendo "les chansons d`amour"!!!

    la seguidilla de post extraños pudo haberse producido en finales de septiembre/octubre lo admito estaba saturada tratando de... sacar un cortometraje y al igual que dice el personaje de Rohmer en el museo picasso: no se puede ver a los grandes mientras uno trata de encontrarse a uno mismo porque definitivamente te hacen sentir peor jajaja por suerte ya no estoy tan quemada y puedo dedicarme a escribir y admirarlos a los grandes nuevamente! Saludos!!

    ResponderEliminar
  6. gracias.
    oye a todo esto, tu avatar se une con mi nombre en una canción que le tango cariño: http://www.youtube.com/watch?v=DdXBlH12pJQ (canción y música de boris vian... canto y bueno... todo lo demás de jeanne)
    saludos

    ResponderEliminar
  7. http://www.taringa.net/posts/tv-peliculas-series/3480505/Stupeur-et-Tremblements-la-pelicula.html Espero te sirva! estuve leyendo el argumento y aunq se q probablemente sea mas en tono irónico el film francés te recomiendo mucho la película Tokio Sonata de Kishohi Kurosawa!.

    Saludos!! (y genial la canción!!!!!)

    ResponderEliminar

¡Gracias amante del séptimo arte por comentar en mi blog!