martes, 21 de diciembre de 2010

Movie # 378 Easy A (2010)

Me gusta el tonito de Emma Stone. Ya en Zombiland llamaba la atención pero es en Easy A donde ella se "banca" por así decirlo el peso de la comedia sobre sus hombros que se luce todavía más. Y está muy bien la chica, hasta para la  comedia física. (por lo menos no  balbucea ni hiperventila como Kritsin stweart).



Easy A es fantástica, para lo que es, esto  es  una comedia adolescente,  irónica, que parte de la premisa o mejor dicho de cierta escena de 16 Candles (la de molly cuando le da su ropa interior a Anthony michael Hall para librarlo de su reputación de Geek) para construir una especie de "homenaje" al cine (ahora tan de moda) de Jhon Hughes, pero lo hace bastante bien porque, no intenta disfrazar a los "adolescentes" de algo pretencioso que no son (como la red Social) aunque la mirada también sea nostálgica,- no nos dejemos engañar-,  sobre  todo para los que si padecimos/o adoramos todas y cada una de esas películas ochentosas que veíamos los sábados por los canales de aire: 16 Candles, The breakfast club, Say Anithing, etc. Entonces apela a una serie de citas en el sentido moderno de la palabra (esto es cita textual, referente de donde se la saca) para construir  su argumento. El guión es predecible, los adolescentes están pasados de edad...¿entonces que la diferencia  de otros films ochentosos o de  adolescentes? ¿y porque digo que esta muy bueno?

Primero los actores, si no fuera por los actores esto no se toleraría, hay cada monstruo (algunos un tanto desaprovechados) en este film: Malcom Mc dowel (mega-desaprovechado), Thomas haden Church (bien es como el  profe de The breakfast club pero un poco mejor), Lisa Kudrow (sigue siendo Phoebe pero esta muy bien y un pequeño giro que sorprende). Pero son los realmente enloquecidos padres de Olive: Stanley Tucci y Patricia Clarkson, y la enloquecida ferviente religiosa interpretada por Amanda Bynes, los que le  aportan mas frescura y divertimento al asunto. Tanto que una termina diciendo: "Quisiera tener unos padres como Patricia y Stanley". 

Al final uno se termina preguntando cuantos de los "gags" terminaron improvisando y cuantos estaban en el guión realmente. Emma Stone hace un trabajo genial, porque hay que  hacer de contraparte y protagonista rodeada de todos esos para un film (que manteniendo el tono Hughes) larga un par de barbaridades-al estilo Daria si me permiten acotar-  respecto de la religión, el sexo, la moral y las "buenas costumbres", Molly Ringwald era una flor de mojigata al lado  de esta pelirojita. Es  como meter en una coctelera las pelis de John Hughes, y sumarle el toque ácido justo, y un poco de Glee y Gossip girl (Penn Badgley  es el Jake Ryan de turno), sin ser pretencioso o perder el encanto. Divertida y resfrescante. Y como siempre una termina deseando ver mucho  mas de Patricia Clarkson: ¡¡¡GENIA!!!!

Esto  es todo por hoy amantes del septimo arte!




No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias amante del séptimo arte por comentar en mi blog!