sábado, 11 de diciembre de 2010

movie#362 Jhonny Guitar (1954)

Guau! impresionante! de hecho solo me puse a mirarla porque había escuchado nombrarla en "La china" de Godard.

Es muy dispar la seleccion de los 50  films que "deberías ver antes de morir" que cada año realiza TCM, pero por suerte  tenemos que dar gracias que alguien pone algo interesante para ver en el cable, y una vez que pasa  eso es un milagro. Joyas como esta no abundan en la programación diaria.

Lo que está mal es (hablemos de una vez por todas) de las copias adaptadas  (¿o mutiladas queda mejor?) para la televisión ¿porqué esa maldad? porque quitarle el glorioso panavision, CinemaScope o lo que sea que el film tenga?? mas hoy en dia con la proliferación de latv HD una esperaría que las copias mejoraran, pero salvo excepciones... eso no es lo que ocurre.

El mayor crimen de la selección de esta edicion de TCM son las copias con Pan-scan y adaptadas  a la tv. Mas en este caso que se reciente, el hecho de que sea un  western, (femenino!!!!!) y le falten  casi dos tercios de encuadre en  cada costado...

Joan Crawford es una diosa, sólo ella puede  manejar una cantina en el lejano oeste (ella y bette, ya lo se joan que la odiabas pero las dos eran como las "mujeres mas fuertes del cine clásico") y despertar  los celos (no hay nada peor que una mujer celosa) de la mujer, interpretada por Mercedes McCambridge, que antes llevaba la batuta cantante. Como dice mi abuela: dos mujeres no pueden manejar una  casa, y con estas dos ni todo el desierto era lo suficientemente grande como para que convivieran en paz y armonía. (y  según  cuentan las anecdotas ni todos los estudios   cinematográficos eran suficientes).

De nuevo: personajes con apodos geniales, un vestuario delirante para un western (innolvidable la parte cuando ella tiene un vestido blanco  como la nieve, y para que no la encuentren tan fácil en  el desierto y pasar desapercibida,  se pone una camisa roja y un pantalon de jean mas azul que el cielo, como si los  colores esos  no gritaran dispárenme desde 30 metros...) que nos hace amar las glorias de el proceso y coloración que tenían esos films clásicos.

Además de esa deliciosa irrealidad, del melodrama y la tragedia shakespiriana en medio del desierto, tenemos un diálogo fantástico, brillante, de esos en los que si uno cierra los ojos puede ver cientos de remeras con esas frases. Y una dirección inolvidable. Nicholas Ray se despacha, Joan crawford se la manda a guardar a Mercedes y a varios hombres grandes del salvaje oeste... (si hablamos de Clint, de Ronald y alguno más)... ¡Como no iban a adorar este film los muchachos de Cahiers! ( y Almodovar también).

Ahora  quiero ver mas de Nicholas Ray, aunque  probablemente no me alcance el tiempo y no termine cumpliendo lo que quiero... pero bueno si TCM puede hacer varias ediciones delas 50 peliculas, porque no puedo hacer varias de  las 500...

Esto es todo por hoy amantes del septimo arte!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias amante del séptimo arte por comentar en mi blog!