sábado, 19 de febrero de 2011

Movie # 435: Conte du printemps (1990)

Rohmer es el único ser del planeta que puede convencerme de  una cosa y es que "la vie et belle" la vida, con sus pequeñeces, charlas detalles y anecdotas.

Es el único artista que  podía (lamentablemente lo perdimos) engañarme y hacerme creer que la realidad puede ser así, un mundo en el que los desconocidos mantienen conversaciones relevantes acerca de la vida, el amor, y racionalizar los sentimientos en forma de diálogos...que podes ir a una fiesta y charlar como que conocieras a la otra persona de hace muchísimos años, o que (y esto es lo fundamental) existen peli-rojas de  21 años, pianistas, (casi  como salida de un cuadro de Renoir)  inteligentes y de buen corazón que te invitan a pasar el tiempo que quieras en el departamento de ellas (?¿?) después de conocerte 30 segundos...

Cuento de Primavera y el cine de Rohmer no es para  todo el mundo,  es para gente que a falta de buenas conversasiones (porque conversar es un  arte) en la  realidad opta por verlas y deleitarse con ellas en pantalla. Los personajes  son seres que se mueven en otro tiempo, no están atados  al presente que el film retrata  sino que parecen seres a temporales,  de novela de siglo XIX  si se quiere...



Es como si el mismo Rohmer hubiera encontrado el anillo de Giges que la protagonista de este film nombra, y  lograse infiltrar en los dias que dura la narración de una manera  imperceptible como si  la cámara  fuera un testigo invisible, cuando realmente todo es una puesta en escena con una construcción increible... (de sólo recordar la conversación sobre filosofía que mantienen en una cena los  personajes, me siento una tonta de siquiera molestarme en escribir, -o pensar que puedo- cuando todavía hay tanto que leer, aprender o mirar...) obviamente  no  de las  construcciones plagadas de giros dramáticos, curvas vertiginosas llenas de acción, violencia, sino de las que le son propias: sutiles, plagadas de emociones dialectizadas y conversasiones deliciosas... como una brisa de primavera, o sentarse a tomar un refresco con un buen libro debajo de los cerezos en flor...

Eric Rohmer se me hace que debe haber sido una de las personas mas Zen del mundo, o por lo menos un alma que ansiaba desesperadamente el sosiego...

Esto es todo  por hoy amantes del septimo arte!

4 comentarios:

  1. Reaputanda para verla; espero con ansias, tras leer su exposición acerca de ella, verla. Disculpe todo este tiempo sin comentar, el último año de universidad y los exámenes de febrero me han tenido atado. Por cierto, una sugerencia desde la humildad, "I am a cyborg, that's Ok" (2006); es que acabo de visitar su post acerca de "my sassy girl". Sé que no tienen nada que ver la una con la otra, sé que quizás ya la haya visto. Disculpe el excurso, felicitaciones por la publicación.

    ResponderEliminar
  2. PD: un fragmento : http://www.youtube.com/watch?v=NpT5yRigTnQ ... ;)

    ResponderEliminar
  3. La tengo agendada hace mucho tiempo! pero viste como que en un momento se acumulan tantas, que finalmente algunas se van olvidando por el camino o vas encontrando films nuevos que no esperabas para ver.
    Se extrañaban tus comentarios! y a parte si te entiendo!.. si tan solo la vida tuviera el tiempo suficiente para todo!!!!

    saludos y voy a ver si la consigo!!

    ResponderEliminar
  4. ¡Me encantan las películas de Rohmer! ésta no la he visto pero espero hacerlo pronto.

    Saludos =)

    ResponderEliminar

¡Gracias amante del séptimo arte por comentar en mi blog!