sábado, 26 de marzo de 2011

Movie # 487: Haut, bas, fragile, (1995)

Lo unico que tengo que decir es que la duración me exasperó , pero se que no podría ser de otra manera, Rivette es Rivette con las duraciones interminables... igualmente esta historia es fantástica. -como siempre si lo que queremos ver es algo como esto-

A ver lo primero: quería remediar un poco el hecho de que no le doy tanta "bola" a Rivette, porque no puedo, digo, simplemente no puedo seguir todo el cine francés por mas que este esté - valga la redundancia- rondando desde los años de la Nouvelle vague. Igualmente, creo que elegí uno de los mejores films para ver. Una comedia, no de las tontas, un musical, no de los artificiales, una historia de amor, no de las melosas, y un poco de recuerdos, del mundo del cine, para hacer un film mas que interesante.

En pocas palabras: me morí de amor de verla a mi Anna Karina cantando, y actuando en este film, me llegaron todos esos recuerdos cinemáticos que nunca fueron mios realmente, y me morí mas de amor cuando los personajes articulaban sus discursos como si fueran chansones... es paris, es verano, hay musica en el aire y  hay tres mujeres con historias interesantes que Rivette no abarcará del todo, como si sus existencias se extendieran mas allá de la pantalla... y eso simplemente me encanta.

Yo se que en París la gente no canta en los parques, se que no voy a entrar en un salón y va a estar Anna Karina cantando, y también se que si consigo un trabajo no va a ser al lado de un atelier donde se fabriquen decorados, ni tengo mis ventanas sin cortina dejando que mis vecinos puedan ver lo que hago... lo se muy bien ,pero también se que esto es cine y me encanta ver universos cinemáticos en donde esta clase de cosas ocurren... a veces pienso ¿que tal si efectivamente un dia te pusieras a cantar en medio del parque? ¿si de repente pudieras bailar tan bien?...
je ne sais pas ...

Este film es fantástico y digamos la verdad tenes que entregarte a la duración porque sino, probablemente te pegues un tiro... lo mismo al tono, y a la estética del asunto... y si verdaderamente es la clase de realismo mágico que andás buscando... entonces lo vas a amar.

PD: creo que todo valió la pena al final por la escena en la casa de Anna, no se si será su casa real, no lo sé, pero esa escena con la pared llena de sus fotos y ella tan bella...ayer como hoy, esa escena es impagable.

Rivette es fantástico.



Mejor "ami" de Francoise tenía que ser...

Esto es todo por hoy amantes del séptimo arte!!!




No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias amante del séptimo arte por comentar en mi blog!