martes, 18 de octubre de 2011

Melancolia de domingo a la tarde (escrita un martes gris)

Uno se da cuenta que esta mas melancólica y Bergmaniana que de costumbre cuando, en tumblr me encuentro estas fotografías de la tumba de Truffaut y los ojos se me cristalizaron, cuando vi la hoja de guion que alguien le había dejado, y las flores. Me colgué a pensar que hubo una época en la que odiaba los cementerios y que me gustan cuando no son para visitarlos (a los muertos) y recorrerlos para explorar, arquitectura estilo de las lapidas dedicatorias y frases en las placas, pensando en las historias de todos esos desconocidos con los que compartiremos el mismo destino (a menos que haya una invasión zombie o la dichosa resurrección que esperan los cristianos...). En general no voy a llevarle flores a mis muertos. Y ahí fue que me puse mal... me llego el momento "la habitación verde" del día. Me puse a pensar que si estaba en Paris iria todos los días a leerle paginas de libros (no cualquier libro, aunque se que apreciaría hasta la literatura mas pulp del universo), a Truffaut, y a Oscar Wilde le contaría acerca de las vidas y miserias de los ricachones acomodados y nobles, y de la gente que hoy se hace llamar "dramaturgos" con frases cargadas de ironía... ni un parque un picnic ni nada... ¿quien va a leer a una plaza cuando le podes leer a una tumba de alguien que admiras?

Lo gracioso o ironico del asunto es que de chiquita siempre me llevaban al cementerio a "visitar a los seres queridos" y lo odiaba... era impresionante y yo era una chica muy impresionable: el olor a flores muertas, el tener que atravesar por el sector donde estaban enterrados los niños, las tumbas con los juguetes, la chica de negro que vi a lo lejos, (esas cosas que uno ve un segundo y de reojos), el ascensor con tamaño para cajon y acompañantes, los nichos... los nichos con puertas de vidrio y cajones llenos de puntilla. El silencio. Pero la vida pasa. Y los muertos tuyos lo son por parentesco y por elección. Hay una frase que dice que cuando lloras a un muerto en realidad estas llorando tu propia muerte... ¿si uno va a leerle, y dejarle paginas de guion es porque estas velando tu propia película? O es porque realmente esperas que en algún lugar del Universo este escuchando, creo que no hay nada mas romántico, y acertado que irle a contarle a Truffaut tus anhelos... cinéfilo como era yo creo que estaría mas que interesado en escuchar para donde esta yendo (aunque muchas veces parezca que se esta yendo al carajo) el cine contemporáneo. El gran dilema que te surge cuando todos tus héroes o seres dignos de admiración están mas muertos que vivos.
Saludos amantes del séptimo arte!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias amante del séptimo arte por comentar en mi blog!