miércoles, 16 de julio de 2014

Reflexiones sobre Francis Veber

Make them laugh, Make them laugh, cantaba el inolvidable Donald Oconnor en su musical de Singinˋin the rain y pienso que tenia razón, el cine y la risa son los mejores remedios para hacernos olvidar -por un rato- nuestros problemas existenciales, por eso me encantan las comedias, sobre todo cuando están bien escritas y es por esa misma razón que me gusta Francis Veber.

Francis Veber, periodista, guionista y excelente director de cine francés nos ha legado algunas de las comedias mas inolvidables y -porque no- remakeadas por Hollywood (la ultima en el 2010, Dinner for schmucks, con Paul Rudd y Steve Carrel). Dueño de un estilo particular, Veber tiene un personaje carateristico que parece poblar su filmografía: Francois Pignon.

Interpretado por diferentes actores, el rostro de Francois y su edad podrán variar, pero la esencia se mantiene: Francois Pignon es ante todo un tipo afable, por momentos un poco tonto, generalmente de clase trabajadora, que se verá envuelto de una manera u otra en la especie de aventura que constituye el film. Buscando a un supuesto hijo adolescente en Le comperes. Robando un banco en Les Fugitifs; teniendo mala suerte en La chavre. Siendo el invitado a una cena muy particular en Lediner du cons, o haciendose pasar por un gay en Le Placard. Algunos de los actores que tuvieron oportunidad de personificarlo fueron Pierre Richard en varias ocasiones, Jacques Villeret y Daniel Autieul.

 Acompañando a este personaje “tonto” se encuentra el personaje de turno que ocupa el lugar de tipo despabilado o astuto, quien va a tener que cargar con los inconvenientes surgidos de la dupla. Incluso en La Cage aux folles y sobre todo en La cage aux folles II podemos observar claramente como la comedia y el enredo mas desatado reposa en el personaje de Albin mientras que Renato es quien debe lidiar con los problemas en los que se ven envueltos.

 Pero volviendo a las generalidades, de la unión de estos compañeros inesperados no sólo surgen los conflictos que son el motor del film, sino que se traba una especie de relación, que excede a la historia: la amistad. Es por eso que la complicidad surgida de la amistad de estos individuos es otro de sus elementos característicos, y si me lo preguntan el esencial: la amistad es el motivo por el cual nuestros héroes terminan afrontando las vicisitudes y recibiendo la moraleja -si es que tienen algo que aprender- del final, el resultado de su viaje como héroes improbables. Y es que resulta asombrosa la capacidad de Veber de innovar y contar historias distintas manteniendo una estructura similar a lo largo de su filmografía. Sólo basta centrarnos en la dupla Gerard Depardieu- Pierre Richard que podemos observar en Les comperes, La chavre y Les fugitifs donde Depardieu encarna al astuto mientras Richards encarna a Pignon para observar la capacidad de contar historias distintas bajo la misma dinámica, sin repetir gags y sin aburrir al espectador.

Llegamos al final, superamos todos los enredos e inconvenientes del viaje o de la velada y parece que todo termina pero esto sucede repentinamente, sólo porque los créditos finales aparecen rotundamente sobre alguna acción inconclusa que da lugar a un gag final, sin llegar a constituirse en una coda, sólo para recordarnos que esta comedia, al igual que la vida podría continuar, porque se halla en la naturaleza de nuestros protagonistas, y así es como Francis Veber se despide de la pantalla en un fade out quizás de la voz de nuestro adorable y gracioso Francois Pignon. Saludos Amantes del séptimo arte!.

image

miércoles, 9 de julio de 2014

Movie #540, 541 and 542 Les fugitifs, La chavre, Le diner du cons

Esta semana por casualidad me vi varias comedias de Francis Veber, las que no había visto antes: les fugitifs y La chavre ambas con Gerard depardieu y Pierre Richard, y le diner du cons con Thierry Lhermitte y Jacques Villeret.
Saben que doy por descontado que ustedes conocen mi gran fascinación por el cine francés por lo que es una redundancia decir que me parecieron comedias fantásticas.
La chavre la conocía por su remake norteamericana con Martin Short en lugar de Richard asi que imaginen mi sorpresa cuando me enteré se trataba de una comedia original de Francis Veber.
Soy fan de Veber desde muy pequeña cuando en casa ponían los films de La cage aux folles pero no fue hasta que vi Le Placard que asocie se trataba del mismo autor y me interesé realmente por su filmografía.
Me encantan las comedias y es por eso que estoy aprovechando esta oportunidad para escribir una reseña sobre Veber y algunos de sus films, que publicare en estos días, generalmente escribo sobre films que no vi pero en este caso haré una excepción, sin embargo no quería dejar de recomendarles estos films con actores geniales y de la brillante pluma del señor Veber y añadirlos a la lista interminable de films de este blog.
Saludos amantes del septimo arte!