domingo, 1 de marzo de 2015

Waitng for forever (2011)

.

Sinopsis:
Nos presenta la historia de Willy “pijamas” un artista callejero de profesion “acosador” de la chica de la que dice estar enamorado desde que tenía diez años, Emma Twist. Entonces el la persigue por todas partes desde siempre pero nunca logra hablar con ella porque “no es el momento indicado”. Cuando llega el momento ¿será capaz de decirle lo que siente? O su naturaleza como stalker será demasiado para emma lidiar con ella. Mientras tanto Emma es una chica complicada, aparentemente una actriz de tv que tiene problemas familiares y sobre todo serios conflictos con su pareja. En el camino están los amigos y familiares de Will que dependiendo de cada caso fomentaran o no su obsesión con Emma.




Reflexión personal:
Esta película apesta con todas las letras y ni siquiera la encantadora Blythe Danner puede salvar a este descarrilado tren de momentos intolerantes y mal drama romántico. Podria ser romántica si Will no fuera tan rarito, y no me refiero a un rarito adorable, sino a un rarito que bordea la enfermedad mental y el tratamiento que recibe en este film es realmente lamentable. Tom Sturridge hace lo mejor que puede con un personaje desastroso que resulta verdaderamente insoportable en sus pausas. ¿me pregunto si mi recentimiento contra los artistas callejeros tendrá algo de influencia en mi crítica negativa? Y la respuesta es No lo se. Lo que si se es que ni con todo el malabarismo del mundo o los solos de guitarra de cine indie podes remontar este film.
Por experiencia personal tuve que agradecer que lo vi en mi Netflix amigo y lo tuve que detener tantas veces que la hora y media de film se convirtió en una sesión de casi siete horas, entre idas y vueltas con el romance de pelicula independiente de Will y Emma. Romance que no es tal y quimica inexistente en pantalla son frases que se me ocurren para detallar mejor las escenas entre Tom Sturridge y Rachel Bilsom. Ni hablar del actor que hace de pareja de ella. No se por donde desmenuzar todo este intricado conjunto de errores y no se si no culpar al guionista o al director por encarar tan mal el orden de la narración y las escenas. Podria haber sido una película de las “bonitas” si el personaje de Will hubiera sido mas simpático al espectador o si se hubieran decidido por armar la trama de otra manera. Es como un conjunto de clichés de varios géneros (incluido el policial) mezclados en un mal coctail.
El final llega y ni siquiera hay un beso como la gente entre Will y Emma ¡A DONDE ESTA  EL BESO DE PELÍCULA! Sólo ese grave error hace que tengas ganas de apagar cada cinco minutos tu netflix amigo y regresar para ver si algo se modificó en esta pesima historia.


Veredicto: Un horror de romance indie mal narrado y con personajes horribles que no generan empatía en ningun momento. Pese a sus caras bonitas. Ni la facha alcanza para levantar a este muerto.

1 y 1/2 ♥ de 5

Saludos amantes del séptimo arte!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias amante del séptimo arte por comentar en mi blog!