domingo, 3 de septiembre de 2017

Crítica| This Beautiful Fantastic (2016)

Es curioso que esta película también se trate de una escritora, en este caso de libros infantiles. La reseña anterior también era sobre una escritora que horneaba. Esta es sobre una escritora que le tiene fobia a las plantas y debe armar un jardín.

Cuando comienza no podemos no considerar la vida de Bella Brown (Jessica Brown Findlay) como el paralelismo de Amelie. Ella también está envuelta en ese maravilloso y extraño mundo de su percepción alterada por su enorme imaginación.

Esta película es simplemente hermosa. Cuadrada y con un giro sobre el final de esos que rozan lo extravagante y curiosesco pero como todo el tono de la película es bastante curioso no molesta demasiado. El objeto de su afecto increíblemente es el protagonista de Fallen (2016) aquí completamente adorable y querible Jeremy Irvine. (¡Salta ya de esa pantalla y aterriza en nuestros corazones por favor!) El otro que está tan adorable que una sospecha lo hace solamente para pergeniar algún plan maléfico contra la protagonista, (¿Quizás secuestrarla?) no es otro que nuestro Moriarty favorito de los últimos años, el genial y aquí maltratado por Tom Wilkinson de Andrew Scott en el papel de Vernon.


Punto y aparte para Tom Wilkinson. ¡Te quiero de vecino para que me enseñes que mierda hago con mi jardín, muchas gracias! (Realmente las plantas se me mueren, I just can’t deal with nature) Tom Wilkinson salva el lento ritmo del film (que es bastante predecible) poniendo el énfasis en su papel de narrador y motor del cambio en la vida de la joven y afectada Bella Brown. Gracias a dios que existe el vecino Alfie en la vida de Bella.

El ritmo es bastante lento pero los personajes encantadores compensan esa lentitud. Son todos muy buenos actores, especialmente Tom y Andrew y el director/guionista de todo esto, Simon Aboud lo sabe.


No se por qué… pero mi cerebro recordó que el tono era similar al de una película muy menospreciada de Jamie Bell (dos veces que menciono a Jamie o Billy Elliot) titulada Hallam Foe. Es esa clase de protagonista rarito que se hace querer por todos, bueno casi todos. Esas clases de mentira que cuenta el cine porque en la realidad si sos rarito la gente suele esquivarte mas, pero que en cine se ve muy poético y toda la vuelta de tuerca.

Creo que me gustó mucho más que la de Karen Gillian (reseña aquí por si quieren leerla) y al final no pude evitar que mis sentimientos se vieran sacudidos y perdí un par de lágrimas si las ven por ahí… me las saludan.
     

Cuatro claquetas de cinco. 

2 comentarios:

  1. Holaa
    no la conocia, pero no pinta nada mal. Muchas gracias por compartir tu opinion
    besos

    ResponderEliminar

¡Gracias amante del séptimo arte por comentar en mi blog!