domingo, 5 de noviembre de 2017

Bagdad Cafe (1987)

Mi tía constantemente escucha la canción de este film, llamada "Calling you" es muy bella y no se por qué me imaginaba una historia de amor, bien ochentera, melancolia y tonos azules. Cuando le pregunto a mi tía de que se trata la película me larga una frase del tipo

"no se como explicarla realmente, no es muy buena, es rara"
Llámenme complicada, pero cuando alguien tiene conflictos para explicar una película y solamente puede articular fragmentos de discurso, me encanta. Me induce instantáneamente a querer verla y eso me sucedió con Bagdad Café , también conocida Out of Rosenheim.

Ahora me toca ponerme la mochila a mí y decirles: ¡Que complicado!.

La historia es de tintes surrealistas y muy fellinezca. Una gruesa y apretujada en un traje, turista alemana es abandonada por su marido en medio de la nada en donde se encuentra Bagdad, el café, el motel, y la estación de servicio. Atendido todo por una MUY GRITONA mujer de color y lo que queda de su familia luego de que su esposo también la abandona.

Brenda y Jassmine entablan una relación improbable de amistad y juntas sacan adelante el café.

Sin embargo, decir eso es proveer de una trama narrativa a algo que tiene una progresión simbólica,y una estructura casi onírica que va creciendo por acumulación.

No puedo decir que la primera hora no la padecí, lo cierto es que fue así, si no podía detener la película para tomarme un respiro a través de la pausa creo que la hubiera abandonado, me hubiera marchado de la sala sin saber el final y no hubiera pensado en ella sino como en "esa película de Percy Adlon con la canción linda que nunca terminé", pero luego de una hora algo había cambiado en mi o en el film. Los gritos de Brenda ya no me molestaban (grita mucho toda la primera parte es terrible CCH Pounder) y Marianne Sägebrecth  (Jasimine) me caía hasta dulce buena y simpática.

Todo el final lo amé. Cuando se pone todo medio circense yo estaba feliz con la película y aunque no esperaba me terminó conquistando, pero no fue una tarea fácil. Igualmente creo que tengo que alabar algunas cuestiones: la fotografía es simplemente FANTÁSTICA, llena de colorido, tanto que nos recuerda que estamos condenados a películas que dejaron de ser brillantes y llamativas. El paso de lo digital realmente ha causado estragos en el color.
Lo siguiente que me gusta alabar es el nivel de experimentación y trabajo sobre las imágenes que tiene el film mi parte intelectual realmente estaba enloquecida, realmente deseaba que la parte que tiene que recomendar las razones por las que deben darle una oportunidad al film congeniara, pero es medio imposible por eso dire que:

Bagdad café es un desafío para los sentidos, es surrealista, exagerada y puede ser molesta, pero es interesante para sentirte como que le das una oportunidad a otro tipo de cine que el comercial. Lo interesante es que no puede ser fechada, es única y eso no es algo que se vea todos los días.

y la otra es que : ¡Amamos a Jack Pallance!

 Desde que era pequeña y lo veia presentando maravillas con la frase "aunque usted no lo crea" me cae bien el tipo así que eso fue también un punto a favor.

Cine Arte... lo que se dice.

Pongo unas fotos para que vean que estética es:







No puedo creer que yo misma le voy a poner mas puntos que Before I fall pero, asombrosamente:

PD: esta es la canción por si solamente quieren escuchar el tema y no mirar toda la película que ya tiene treinta años, aunque no parezca. Quizás ahora estarian en medio del desierto mirando el celular todo el día...


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias amante del séptimo arte por comentar en mi blog!