jueves, 9 de noviembre de 2017

Serial Killer | Top of the lake "China Girl"

Admito que a veces me pongo a ver series solamente para sufrir como una condenada. Esta es la segunda temporada que la comencé sin haber visto la primera, no se si fue un error pero realmente ambas series parecen independientes. Ahora los dejo con mis alabanzas a todas estas mujeres geniales que trabajan en esto.



Robin Griffin (Elisabeth Moss) es una detective de homicidios en Australia . Antes trabajaba en Nueva zelanda y pasaron dos años desde que ella dejó la fuerza y regresó. Ahora un caso extraño de una chica china encontrada flotando dentro de una valija la hará enfrentar con demonios impensados.




Top of the lake (IMDb) es una serie extraña, no es la típica serie detectivesca de investigación criminal. En este caso lo que mas pesa es la vida privada de Robin por sobre el caso. Hace años ella dio en adopción a su hija, producto de una violación y ahora quiere retomar el vínculo, conocerla. Mary (Alice Englert) tiene diecisiete años y una vida convulsionada. Su novio es literalmente una escoria humana y toda la serie me la pasé pensando por que los padres no hacen algo, como puede estar con una persona así y sufriendo por ella.

Alexaner "Puss" es el tipo de esos que te tenes que cuidar porque son predadores naturales y estan locos pero son manipuladores como pocos usando las mismas frases sobre el feminismo que tanto se escuchan por ahí. Esto parece gracioso, pero Jane Campion es una genia, pone un personaje que se disfraza de luchador contra el sistema y todo asi ilustrado y bohemio para que las mujeres suframos con la basura que es y todo lo que le hace pasar a Mary que se cree sus cuentos. Con un amigo (feminista de verdad) hablábamos que antes podías reconocer a un machista opresor y malvado a la distancia pero que ahora todos se disfrazan ellos y sus discursos, que luchan por las mujeres y su libertad. Así que Jane Campion nos leyó el pensamiento cuando ideó al bastardo de Puss.

El otro acierto de esta historia, es como habrán descubierto, LOS PERSONAJES FEMENINOS y mis aplausos para Nicole Kidman que en su puñado de escenas está irreconocible y compleja como una super ecuación indescifrable. Elisabeth Moss es una de las mejores actrices sobre la que Hollywood debe estar poniendo el ojo. Aún no vi The handmaid's tale pero en todos los papeles que le veo interpretar simplemente es un acierto en todo. Gwendoline Christie (Brienne de Tarth) es una genía como compañera de caso de  la detective. El personaje de Miranda es todo un enigma que camina y aporta alguna dosis de comedia que la serie no tendría si no fuera por ella.

Hay una escena escalofriante que es un duelo actoral cuando Robin debe reunirse en una sala de declaración con su antiguo jefe que manejaba una red de pedofilía es TERRIBLE, lo mucho que me hizo sufrir esta serie de seis episodios no tiene nombre. 





Sin embargo estoy recomendándola porque es sufrimiento con estilo y vale la pena. La serie se va oscureciendo con los capítulos y la manera en la que explora la sexualidad masculina contemporánea, realmente es para ponerse de pie y aplaudir.

Esta es esa clase de series en la que pasarla mal es sinónimo de lo buena que es. Lo único que le critíco es que no cerrara mas los arcos narrativos, pues siempre es inesperado el destino de este tipo de series y yo solo espero que haya una tercera temporada ya.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias amante del séptimo arte por comentar en mi blog!