jueves, 7 de diciembre de 2017

Crítica | Happy death day (2017)

Nota a una misma: te das cuenta que no miras el cine que deberías estar mirando cuando te pones a mirar una película solo porque tu amiga la bardeó y eso te dió curiosidad porque después de todo no soles mirar pelís de terror a los que todos le cuelgan laureles, sino de las que hablan pestes porque usualmente te terminan gustando.


Si ya sé que dije que iba a mirar películas navideñas pero terminé mirando películas de terror...

Conocida por estos lares como "Feliz día de tu muerte" esta película me pareció desternillante y para nada pretenciosa. Verán es como la versión correcta de lo que esperaba que fuera Before I fall luego de plagiarle la trama a El día de la marmota. De hecho tachen eso y no le den una oportunidad a Si no despierto... denle la oportunidad a Happy death day que no van a salir defraudados.



Jessica Rothe ¡A sus treinta! ¿Pueden creerlo? (Yo no) encarna a una universitaria (Tree) que está condenada a revivir el día de su cumpleaños donde un asesino la mata. Eso podria sonar aburrido si no fuera porque... ¡NO LO ES!. Me recordó a una película de la serie After Dark Horror Fest, llamada The deaths of Ian Stone pero sin la trama pretenciosa o sin la vuelta de tuerca sobrenatural.

Yo despierto como si me hubieran asesinado todos los dias de mi vida... y ¿Ustedes?


De hecho sobre la simpleza del guión y la dirección descansa la brillantes de todo y que podamos disfrutar de una película sin intentar detenerla a los primero diez minutos. El guión de Scott Lobdell es divertido, cargado de ironias y hasta de clichés comunes como por ejemplo que Tree sea una reina del drama universitario de una fraternidad, fiestera y un poco perra con todo el mundo. Lo geníal es que pronto te comienza a caer de maravillas la muchacha y simpatizas con ella y las cosas que va descubriendo en este "eterno retorno" al que parece condenada.

Tiene todos los ingredientes de una slasher ochentera y bien podría serlo. Debo poner un punto y a parte y destacar algo completamente innecesario para exlclamar lo siguiente:

¡Que buena la secuencia de montaje al ritmo de Confident de Demi Lovato mientras ella es asesinada haciendo de Nancy Drew incontables ocasiones!

Bear Mcreary es el responsable musical de Outlander, al menos de la primera temporada que tenía una música fantástica por lo que la música es muy escencial y popera en contraste con su trabajo para la serie. Yo creo que se metió en Spotify y simplemente se divirtió.

Uno de los hijos de Michael Landon es el Productor y creador de When Calls the heart. El otro, Christopher Landon me dirigió esta genialidad. Y a parte fue guionista de Paranoia y Blood and chocolate por lo que exclamaré ¡Soy tu fan!

Creanme que no se van a arrepentir. Muchas pelís de terror no logran entusiasmarme pero esta con su especie de pseudo homenaje ochentero y final digno de Argento lo ha logrado, así que (agárrense) pero va a siguiente calificación:



4 claquetas de 5.

Foto de Jessica Rothe being cute in the movie, para cerrar todo:




No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias amante del séptimo arte por comentar en mi blog!