sábado, 10 de febrero de 2018

Crítica | Blade Runner 2049 (2017)

OK dejenme rememorar que "la vi hace mucho".

Cuando mis alumnos decían "no la recuerdo, la vi hace mucho" sentía el impulso de sacudirlos hasta que los recuerdos cinéfilos llegaran a ellos, porque ¡seamos honestos! A veces vemos películas como si fueran material descartable, y con las series ni hablar. Por eso me gusta tomarme un tiempo y escribir cuando vale la pena. Y para mi hasta las historias de Hallmark Channel y Lifetime valen la pena. Lo digo como famélica a la que le gustaría estar dirigiendo. Y como famélica a la que le gustaría dirigir a veces me encuentro con una historia que es tan cuidada y planeada que simplemente me quita las ganas de ponerme a hacer cine porque: ¿Cuál es el propósito si no puedes ser perfecto?.

Denis Villeneuve me quita las ganas de hacer cine por mero ataque visual y bombardeo cinematográfico que saca a relucir mi cobardía primigenia. Yo ni siquiera puedo concebir ni un storyboard como los que Blade Runner 2049 debe haber demandado.

Recuerdo que Blade Runner no me había enloquecido, pero hace un tiempo, alrededor de tres años, tuve el ENORME placer de leer la novela de Philip K Dick y ahi flipe en colores, como se dice en España. Estaba re obse y cuando me enteré que Denis iba a dirigir una supuesta secuela, primero hiperventilé pero después me entró el pánico. Cuando no le fue bien en la taquilla cometí el pecado de no verla en cine e ignoré las recomendaciones de un amigo que había enloquecido con Villeneuve.

Ahora puedo decir que realmente lo siento. Merecía la pena haberla visto en una pantalla grande. Es la clase de historia tan visualmente cuidada que es una oda al hacer cine, a la realización.

Primero yo soy de las que apoyan a Ryan Gossling y no lo toleran cuando hablan de The Notebook. (Basta amo a Sparks pero esa peli es veneno, veneno para el alma) ni tampoco de Driver (otra que es veneno, fuchi!). Pero en términos generales lo re banco. Acá está genial porque sabe que no va a reemplazar a Harrison Ford en el imaginario popular pero su personaje de K es el replicante mas beio del mundo. (¡Comprenme uno así cuando los fabriquen por favah! XD lo siento tenía que poner el comentario baboso, pero recapitulemos).

La historia que cuenta no es la historia que uno se imaginaría que va a contar. Yo pensaba que iba a ser toda la guerra replicante y en cambio se va por la tangente del drama personal y la relación complicada de los humanos con la tecnología. Es por momentos una historia de amor, entre Joy y K y Rick Deckard y Rachel, es por otros momentos una historia sobre los limites de las tecnologia y una distopia sobre que tan grandes y megalomaníacas pueden ser las empresas. (Tyrell y Wallace) y sobre el camino del héroe y la necesidad de sentirse únicos. (buenos y malos por igual. ¡Luv como te odie todo el tiempo!)



La verdad es que tiene que ver un pito con la novela excepto la parte en la que cazan replicantes XD pero Blade Runner ya sentó esas bases libres de la misma obra original por lo que la brecha solamente se va ampliando cada vez mas. Igualmente resulta muy lindo ver esos guiños como el mercado al que va K y hablan de que le conseguirían un animal. "real".

No estoy a favor con Scott que dijo algo de que la película era muy larga. Ni por asomo. El tiempo que tiene es glorioso pero entiendo a los fans que esparan a Harrison desde el primer plano. La historia es otra y el enfoque es otro y Rick no aparece hasta casi el final. Sin embargo me gustó que sea así. La trama de Deckard no daba para mucho mas que para lo que narra puntualmente. Así y todo Rachel cual fantasma es el hilo conductor del misterio del relato.

¡Hablemos de los efectos loco!

Aplauso para todos los diseñadores de maquetas y la locura esa hermosa que es esa ciudad de Los Angeles Cyber punk. Lloraba cada vez que un auto pasaba volando por sobre la cámara o los planos de la gente. Es simplemente hermoso. Y eso que me conocen, no soy una fan de lo SCI FI pero cuando está tan bien hecho que podes ponerle pausa y sacar una foto a todo, me da ganas de llorar todo lo que nunca aprendí a hacer con la animación 3D.

¡Hablemos de llorar! 

Termine llorando como una boba. ¿Me pasa con todas las películas de ciencia ficción? NO (Quizás con algunos episodios de Doctor Who si me ocurre pero eso porque EL DOCTOR es la hostia. Basta. Quizas si soy un poco geek de Sci fi.) La emoción del relato es hermosa. HERMOSA.


Bueno, redondeando. La banda sonora es perfecta y ochentera tecno fantástica. La fotografía los hace sentir como unos niñatos: colores y neones jamas se vieron tan bellos.

Me tardé pero quería cerrar esta extensa entrada pidiendo DISCULPAS a NICO porque DEBÍA HABERLA VISTO EN CINE.




5 de 5 Claquetas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias amante del séptimo arte por comentar en mi blog!