lunes, 5 de marzo de 2018

Serial Killer | Dark (2017)

No se si dije que amo los viajes en el tiempo y el hecho de que Louis Hofmann estuviera en esto me dió todas las razones suficientes para verlo... pero a veces no todo lo que reluce es oro.

A veces las series tienen una estructura que detesto demasiado, sobre todo desde luego de Lost. Una estructura que abusa sobre la construcción en el vacío de la nada misma para poder sostener intrigas constantes que finalmente no cierran o cierran con un nudo mas débil que el de Ariadna en el laberinto del minotauro.

Dark es esa clase de serie que construye sobre el vacío a unos personajes con los que no logramos empatizar del todo y que nunca cierran. No va a ser ni de lo mas original ni de lo mas atractivo.

Jonas es quizás el mejor personaje de todos y eso se debe a la actuación de Louis Hofmann que no entiende nada el pobre y por  ende el espectador tiende a sentir compasión o identificarse con él.

Cuando me refiero a construir sobre el vacío me refiero a que repuestas fundamentales como  ¿Por que esas cuevas? y tantas otras que dan base y sustento a la mitología de la serie no tienen respuestas, y para peor los conflictos solo acrecientan preguntas que no tienen respuestas. Alguien como David Lynch se hacía un plato y una fiesta enloquecida (De hecho lo hizo en la tercera temporada de Twin Peaks) por eso soy consciente de que es la mano del escritor y el director quien tiene la palabra fundamental que hace la diferencia entre una obra maestra y algo sin sentido que se estira con respuestas y personajes raros.

Baran Bo odar dirige los diez episodios y no es un horror. La dirección es cuidada y como decía un amigo "Tiene todos los ingredientes bizarros por los que puede llegar a gustarte".  Por eso mi desilusión cuando todo terminó desdibujándose y el horror...

Me gusta el ambiente de la producción, el uso de los bosques la cueva, la cuestión nuclear y la estética es muy cuidada por eso me duele que no me haya enloquecido realmente. La música merece un punto y a parte porque es hermosa, el trabajo sonoro es increíble y nunca uno se detiene a apreciarlo lo suficiente.
Creo que el idilio me duró los primeros cinco capítulos y luego me fui dando cuenta a medida que avanzaba que Dark no tenía nada genial que ofrecerme realmente, que me estaba autoengañando con el "Ya se solucionará todo al final."

Lo único que me recordó Dark es las ganas locas que tengo de disfrazarme de ropa del siglo pasado o  de 1945 y saltarle a gente random en la calle a preguntarle.

"Perdone vuestra merced, ¿Que año es este?"

Si lo se, inmadura total pero seria taaaan divertido. A parte todos saben que Doctor Who me acompaña a todas partes XD bueno Ok no, pero no pierdo la esperanza de que me lleve en su Tardis a alguna parte. Hagan patria: vean Doctor Who.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias amante del séptimo arte por comentar en mi blog!