domingo, 13 de agosto de 2017

Crítica | Not another happy ending (2013)

Introducción offtopic:


Soy una especie de escritora amateur pues aún no he logrado materializar mis sueños y pesadillas bajo la forma de un libro físico. Por otra parte amo las comedias románticas y son un vicio para mi. De hecho no discrimino  calidades y hasta disfruto  de esas comedias ligeras y por que no ? "Boludas" de Hallmark chanel. La verdad es que suelo mirar y leer películas y novelas de dudosa calidad ¿Por que esa actitud de consumir cosas malas a sabiendas? No me lo puedo explicar pero mis días cinéfilos y seriefilos tienen esa paradoja constante de que soy capaz de ver cosas muy simples y televisivas con la misma capacidad que puedo ver cine arte. Dicho esto pasemos a la crítica de esta comedia romántica.

Crítica

Tengo cierta fascinación por las películas que tratan sobre escritores y sobre todo por plasmar el proceso creativo. Es una obsesión muy particular por que según la época, siempre hay algo de romanización de la profesión que se mantiene estático. Pienso en historias que van desde Moulin Rouge! hasta esta que reseño hoy. No se como explicarlo mas sencillo. Los autores hombres son todos sufridos y taciturnos viciosos que escriben en máquinas remintong, pero cuando de mujeres escritoras se trata o es una excusa para hablar de su sexualidad o son neuróticas en comedias como estas, en los que la escritura es un mero adorno.
Adoro a Karen Gillian ella es simplemente divina y por mas que la hayan vestido de hipster es muy cool para el papel y parece una imitación de una escritora que una escritora real.





Jane Lockhart es una autora que se vuelve un exito total en su Escocia natal con un libro al que su editor le puso -segun ella- el horrible nombre de "Happy Ending". Tom Duval (Stanley Weber) es el editor que intentará hacer lo imposible para que su escritora sea miserable y pueda terminar su segunda novela que tiene pactada en el contrato de edición.

Así que ella es neurótica y hornea continuamente y él es medio psicópata peligroso, si lo analizamos bien. Me encanta cuando las comedias románticas presentan personajes nocivos para la vida real. Cuando se vuelven el claro ejemplo de lo que NO debería ser un romance. Por favor... (¿Alguien dijo Cincuenta sombras de Grey como máximo exponente de esto?) XD bueno. La película se esconde tras una apariencia entretenida y ligera a unos personajes disfuncionales que no son lo suficientemente encantadores para la audiencia. 


Destaca el padre ausente y ahora presente de Jane que no es otro que el mismo padre de Billy Elliot (2000) (¿Paren Billy Elliot cumple 17 años YA? Me siento vieja :( claramente.) Ideal si aman una comedia en donde los protagonistas se van a quedar juntos desde el comienzo pese a que son ambos una maraña de complejos y pretenden que son muy superiores para enamorarse y esas cosas o si son fans de Karen de sus épocas de Amelia Pond.


                                     


                                                    3 claquetas de 5

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias amante del séptimo arte por comentar en mi blog!